El 9 de febrero se celebra el día del periodista y es importante darle una mirada a la historia y conocer dónde nace este apasionante oficio, porque finalmente somos los periodistas quienes escribimos la historia.


Investigando sobre la historia del periodismo, se dice que los primeros inicios de este oficio se vieron plasmados en los manuscritos hechos sobre papiros, pergaminos y papel, por parte de los egipcios, persas y los griegos, quienes relataban todo lo que sucedía a su entorno, dejando clara evidencia del nacimiento del periodismo desde aquella época de una forma rústica y arcaica.

Desde 1457, podemos decir según la historia que nació el periodismo en Alemania, con el primer periódico impreso denominado Nurenberg Zeitung y desde aquel entonces se fue extendiendo por el mundo.

En 1541 llegó al continente americano, en la ciudad de México, el periódico llamado La Hoja de México, en aquel entonces esta edición narró los sucesos del terremoto en Guatemala y después se expandió por diversos países latinoamericanos.

En 1785, con el terremoto ocurrido en la ciudad de Santa Fe, a las 7 y 55 minutos de la mañana del 12 de junio, llevan a Manuel Del Socorro Rodríguez a publicar estos trágicos hechos y de está forma llega el periodismo a Colombia.

Hay que recordar que Manuel Del Socorro Rodríguez, denominado el padre del Periodismo en Colombia, era de origen Cubano; años más tarde, en 1791, funda el Periódico de la ciudad de Santa Fe, considerado como uno de los más importantes de la época en Latinoamérica y denominado el primer periódico oficial de la capital; desde aquel entonces el periodismo en Colombia ha estado ligado a los temas políticos.

En la época de la colonia y la independencia, el periodismo buscaba denunciar los atropellos e infamias que se vivían durante el periodo del virreinato y los acontecimientos entre ejércitos españoles y los libertadores. En aquel momento histórico, los únicos que tenían el privilegio de hablar libremente eran las cabezas del poder.

A través de la historia en Colombia, podemos conocer que el periodismo ha estado muy ligado a la literatura, como ha sucedido con destacados escritores como Rufino José Cuervo, Germán Castro Caycedo, Gabriel García Márquez, entre otros.

En el transcurrir del tiempo se aumentó la creación de nuevos periódicos enfocados a temas políticos y situaciones de aquella época, inclinados a determinados partidos, que por lo visto, la objetividad no era algo que estaba a la orden del día en el periodismo colombiano.

Posteriormente se fueron creando nuevos medios de comunicación como la radio, la televisión, el internet y la multimedia, hoy en día todos ellos conocidos como el cuarto poder, que tiene la enorme posibilidad de convencer en las masas.

Hay que resaltar la importancia y la responsabilidad a la hora de escribir, hablar y publicar cualquier tipo de contenido. A nadie le gustan las mentiras, por ello nuestros lectores, televidentes o radio escuchas, suponen que lo que se publica es verídico. Quiero hacer referencia a un ícono del periodismo en el mundo, Ryszard Kapuscinski y, y una gran frase que se quedo grabada en mi mente, desde que la leí: “Una Mala persona nunca puede ser buen periodista”.

El periodista se arriesga, se apropia de sus historias, se apasiona y siempre está atento a la espera de una noticia para ser contada de una forma atractiva, sencilla, que te identifica y te hace único. El periodista es paciente, no le importa el día y el horario. El periodista se destaca cuando es responsable con la información: colega no suponga y verifique siempre la información antes de publicar.

Recuerde que el periodista, cuando pierde la credibilidad, lo pierde todo en este oficio. Un saludo muy especial es su día a todos los periodistas en Colombia, especialmente a los de Soacha.

Por: Marianelcy Villota

Comunicadora Social, Periodista