Es muy común observar en el café internet a los niños y jóvenes conectados en el mundo virtual donde todos representan a un guerrero con una armadura, poderes y hasta con la opción de revivir. Ellos pueden durar horas y horas jugando World Warcraft sin sentir la necesidad de comer, ir al baño o contestar el teléfono.


En este sentido, físicamente están sentados al frente de la pantalla de un computador, pero su mente se encuentra atrapada en una vida virtual, con otra identidad distinta y con la misión de acabar con el enemigo. A veces pueden solicitar una hora de internet y cuando miran el reloj han transcurrido 2 horas o más.

“Somos esclavos de la tecnología. No seamos dependientes”, aseguró Cesar Pinilla, docente de la Corporación Universitaria Minuto de Dios.
Por eso, no estamos tan lejos de encontrar nuestro planeta Tierra organizado por robots que piensan, hablan y sienten igual que el hombre, como en el video de ciencia ficción titulada El Segundo Renacimiento. De acuerdo a la película, el hombre diseña un prototipo con inteligencia artificial que adquiere habilidades propias del ser humano.

Link del video El Segundo Renacimiento: http://www.youtube.com/watch?v=eRe58z76940

Aquella escena donde aparecen dos robots cogidos de la mano ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), es una imagen que representa la exclusión social, tal y como sucede hoy en día con las parejas de mismos sexo, quienes exigen la autorización para casarse ante la ley y con el aval de la Iglesia Católica.

Cuando los robots fueron destruidos y arrojados a la hoguera, hago la comparación con los judíos que eran llevados a los campos de concentración nazi y eran asesinados en las cámaras de gas, así como aparece registrado en la película La Lista de Schindler del cineasta Steven Spielberg.

A pesar de todo, con la Internet la gente puede buscar información de forma más rápida, sin necesidad de desplazarse hasta una biblioteca. El conocimiento llega a todos los niveles sociales con sólo hacer un clic en el motor de búsqueda de Google, Yahoo, entre otros. Ahora es posible comunicarse con familiares o amigos en el exterior a través de chat, web cam y/o video llamada.

Es importante identificar que la tecnología es una herramienta, un medio o un canal, aunque debe manejarse de forma controlada de manera que no afecte la integridad del hombre.