Con el fin de fortalecer la seguridad y la infraestructura de la fuerza pública en el departamento, la Gobernación de Cundinamarca entregó la Subestación de Policía de Sopó-Briceño, que tuvo una inversión de $180 millones.


Las nuevas instalaciones, mejoran la capacidad de reacción de las unidades asignadas en un sector estratégico del municipio y del Departamento, con las mejores condiciones de habitabilidad y seguridad para los uniformados asignados, dijo el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz. Asimismo, agregó, que la estrategia de seguridad para Cundinamarca comprende además el fortalecimiento de la movilidad y las comunicaciones como determinantes en la operatividad de la fuerza pública.

Por su parte el director de Orden Público de Cundinamarca y quien entregó la obra, manifestó que la entrega evidencia el trabajo conjunto de los gobiernos departamental, municipal y la Policía Nacional. “El fortalecimiento de la infraestructura de la fuerza pública en el departamento es determinante en la estrategia de seguridad, ‘Cundinamarca Calidad de Vida’ de los cundinamarqueses”, señaló.

Por último, el director de Orden Público, Nelson Ostos convocó a la comunidad a que reciba y acompañe a la Policía Nacional que se instala en este sector de Sopó, para hacer más eficiente el cumplimiento de su misión en la construcción del departamento con calidad de vida para todos.