En fechas como las de hoy, vale la pena reflexionar sobre la importancia de contar con verdaderos representantes, hijos de Soacha a quienes les duela su gente, sus miserias y saquen adelante los proyectos que se han venido aplazando de manera francamente incomprensible.


Resulta verdaderamente ignominioso por decir lo menos, cómo la situación de caos que vivimos el pasado día lunes primero de marzo de 2010, en principio por cuenta del paro que promovieron los conductores y dueños de buses y busetas, impidió el normal desplazamiento de los ciudadanos de Soacha a los diferentes puntos de estudio o trabajo; sólo tuvimos como alternativas de solución, caminar, subirnos a un camión-si se podía, o simplemente no viajar, pero ninguna resultaba halagadora ni digna.

Pero una solución como el Transmilenio, con la que cuentan los ciudadanos de Bogotá, aquí en Soacha no se avizora real, y esto francamente raya en el absurdo, si hacemos comparaciones como las que a continuación formulamos así:

Comparación – El túnel de la línea versus la “troncal” Bosa – Soacha–

Avances:

Informan los medios que el túnel de la línea, obra actualmente en construcción, considerado como el reto de ingeniería más importante de Colombia, avanza sin tropiezos.

Aquí vale la pena recordar cómo el día 8 de junio de 2004 se anunció la adjudicación para realizar el túnel piloto o túnel guía que permitía establecer el riesgo geológico de la zona para definir el túnel definitivo y como el 25 de julio de 2008 se entregaron 8 kilómetros, 554 metros con 50 centímetros de la galería vial más extensa de Colombia.

De otro lado la obra del transmilenio, que hoy día del paro transportador, fue la solución para miles de ciudadanos bogotanos atrapados por la falta de transporte, definió recursos en vigencias (2000-2016), conforme al Conpes 3093 (Sistema Transmilenio ).

Avanzaron la fase I, la fase II y como se sabe incluso comenzó la Fase III del proyecto en Bogotá. En Soacha en cambio, siguen las promesas con sus anuncios de próxima puesta en servicio, que han servido de excusa para reuniones esperanzadoras a esta y a las administraciones Municipales que han pasado, sin reparar en que esta espera desespera.

Lo único cierto es que del proyecto inicial avanza a costa de recortes, quitándole posibilidades de equipamiento urbano a la obra, porque la excusa siempre es la misma, no hay plata para adelantarlo como fue concebido, y si esto es así, para que recortar las dimensiones del proyecto, debieran dejarlo con sus puentes peatonales y sus intercambiadores viales, pues al fin y al cabo, algún día habrá el dinero suficiente para que Soacha tenga una obra siquiera parecida a la que se observa en las vías del norte de Bogotá y en todo caso que realmente faciliten la movilidad por la vía al sur.

No está por demás recordar los fallos de tutela y demás decisiones judiciales que sobre esta vía al sur se han producido, algunos de ellos a la fecha se encuentran pendientes de cumplimiento efectivo.

Aquí unas fechas claves para la obra de transmilenio y su avance en general:

• 1 de enero de 1998 — Enrique Peñalosa toma posesión de la alcaldía de Bogotá defendiendo con fuerza la implantación de este sistema de tránsito.

• 13 de octubre de 1999 — Incorporación formal de la compañía Transmilenio S.A. como autoridad en el transporte de gran envergadura.

• 18 de diciembre de 2000 — Inicio de las operaciones del sistema transmilenio (fase de aprendizaje de los usuarios exentos de pago).

• 6 de enero de 2001 — Inicio de la operación comercial del sistema.

• 6 de enero de 2002 — Un año tras el comienzo la operación comercial del sistema.

• 27 Noviembre de 2004 Se anuncia en Presidencia que la obra transmilenio para Soacha comienza en agosto de 2005 y en 22 meses se entraría a gozar de sus servicios.

• El documento Conpes de seguimiento (3404) se aprobó en la sesión del 12 de diciembre de 2005.

• Las obras complementarias al SITM a cargo del Concesionario Bogotá – Girardot se iniciaron en julio de 2006.

• Los aportes de la Nación al proyecto, fueron aprobados en sesión del CONFIS el 14 de junio de 2007.

• 1 marzo de 2010 — Soacha observa el lento discurrir de la obra, construcción de calzadas de trafico mixto del proyecto Transmilenio en el sector Bosa-Soacha.

Total del proyecto 4,21 kilómetros.

Conclusión:

Como se ve en Colombia es más sencillo ejecutar una obra como el túnel de la línea que servirá de ejemplo, pues está catalogada como una las 100 obras más relevantes del mundo, mientras que construir una corta carretera para que los ciudadanos de Soacha tengan una alternativa más de transporte vial, ha sido una monumental obra a la ineficacia, mostrando incapacidad de gestión.

Fuentes en internet.

http://74.125.93.132/search?q=cache:2RG_At2XJgMJ:camara.ccb.org.co/documentos/656_2005_9_14_9_13_25_PLAN_SOACHA_DEF.pdf+transmilenio+para+soacha+2000&cd=1&hl=es&ct=clnk&gl=co&client=firefox-a

http://74.125.93.132/search?q=cache:JKvKuYHvnFwJ:habitat.aq.upm.es/dubai/02/bp129.html+transmilenio+2000&cd=1&hl=es&ct=clnk&gl=co&client=firefox-a

http://www.presidencia.gov.co/sne/2004/noviembre/27/03272004.htm
http://www.elespectador.com/impreso/nacional/articuloimpreso-listo-el-tunel-piloto-de-linea