El caso será llevado al Tribunal Administrativo de Cundinamarca para que se resuelva de fondo.

El juzgado Noveno Administrativo de Bogotá suspendió de manera provisional la sanción de destitución por 10 años e inhabilidad para ejercer cargos públicos que le impuso la Procuraduría General al exdirector de la CAR Cundinamarca, Néstor Guillermo Franco, porque encontró diferencias en los criterios de valoración que conllevaron a esa sanción.

Ahora, no puede el juez de tutela definir cuál de las autoridades tiene la razón porque no es de su competencia y la tutela no es el mecanismo adecuado para ello; pero el análisis que hace el juez abrió la puerta para comprender la razón por la cual el accionante, Néstor Franco, considera que se le vulneró su derecho al debido proceso.

Néstor Franco fue destituido en primera instancia en mayo de 2019, y ratificada la sanción en diciembre del mismo año, por irregularidades halladas en la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales del municipio de Chía – PTAR II-.

La Procuraduría determinó que el convenio suscrito por la CAR con la Alcaldía de Chía y Emserchía -la empresa de servicios públicos de ese municipio- no se encontraba en condiciones para ser ejecutado y los estudios y diseños planteados no eran adecuados para realizar la obra.

El fallo de tutela será llevado al Tribunal Administrativo de Cundinamarca para que determine si tumba o no la decisión de la Procuraduría.

Fuente: Caracol.com.co