Basados en el PEI institucional y atendiendo los tipos de inteligencia de Rober Sternberg,  los estudiantes de la IE San Mateo participan en un semillero relacionado con  diferentes áreas del conocimiento. El proceso inicial se hace hasta grado noveno, pero cuando pasan a décimo presentan un examen actitudinal y escogen una de las seis profundizaciones que ofrece el colegio.   Esta semana concluyó el proceso para los grados once, con la presentación de novedosos proyectos.

Los estudiantes de décimo grado escogen una de las profundizaciones: inglés, matemáticas, artes, producción textual, física, química y pensamiento crítico. En el primer año se comienza a trabajar el proyecto, a darle forma y a investigar la parte teórica; ya en grado once se profundiza, complementa, se corrige, se entrega y se sustenta.

Uno de las profundizaciones destacadas fue la de producción textual, la cual fue apoyada en 2018  por el proyecto  “Prensa a la Escuela”, de la Alcaldía de Soacha.

“Los estudiantes de 1105 escogieron en 2018 producción textual. En el primer año se inició el proceso con  la parte teórica, redacción, clases de texto, todo lo que tiene que ver con la escritura y el uso adecuado del lenguaje, y para 2019 lo que hicieron fue seleccionar una línea de trabajo, un género literario sobre el cual escribir y empezaron  a plasmar la idea. Hay muchos que hicieron novelas, cuentos, historias de vida, cartillas de comprensión lectora para ser utilizadas por estudiantes y profesores;  hay bastante riqueza a nivel literario,  por eso estoy satisfecha porque después de dos años terminamos con la presentación de los libros en físico”, dijo la docente Adriana Ramírez, responsable de liderar los proyectos.  

Estudiantes compartieron sus trabajos con docentes y padres de familia

Los estudiantes que escogieron profundización textual presentaron esta semana los resultados del proyecto, reflejados en 18 libros impresos y el desarrollo de una aplicación.   “Ellos hacían unas entregas quincenales y así mismo yo les iba devolviendo las correcciones”, replicó la docente.

“Nuestro libro se llama Mi alma en el infierno, se basa en la parte sicológica y espiritual de las personas, además contiene  ciencia ficción para dejar volar la imaginación. Creamos un contenido  lleno de experiencias personales, muchas cosas que representan la adolescencia”, sostuvo la estudiante  de grado once, Geraldine Chávez.

Gustavo Montes, también estudiante de grado once, fue el que desarrollo el aplicativo denominado Producción textual.

“Yo pertenecía a otra profundización y no me llamaba la atención escribir, entonces pensé en algo diferente y nació la idea de hacer la App de producción textual que incluyera todos los proyectos. Me demoré 7 meses haciéndola y  fue desarrollada en Android estudio,  es de código abierto para que  cualquier persona puede editarla. No es necesario tener conexión a internet para leer los libros y se puede bajar  través de link o código QR”, sostuvo.

Un aspecto importante es el financiamiento de los libros. “Después de buscar conseguimos una persona que los empastara a un precio muy cómodo; la creación de las portadas es de ellos, el diseño se hizo  con el apoyo de la profesora de informática, ella nos ayudó  a organizar los póster y  la parte digital, pero los estudiantes ahorraron  para mandarlo imprimir”.

Otra profundización que se destacó fue la de pensamiento crítico, a cargo de la docente Dayhanna Garzón.

Presentación de uno de los proyectos de pensamiento crítico

“En esta profundización hacemos intervenciones comunales, barriales, de transformaciones sociales, pero lo que decidimos el año pasado fue hacer investigación académica, la cual duró dos años;  es como un proceso monográfico pequeñito para dejarle aportes al municipio y a la institución, ellos hacen toda la ruta metodológica de investigación  y hoy están presentando su resultado académico. Cabe mencionar que la IE San Mateo  y el Sena concursamos con varios proyectos y en el caso de profundización de pensamiento crítico,  de 9 proyectos, 8 los está financiando el Sena como Innovación Social”.

Un aspecto llamativo en el  desarrollo de esta profundización es la participación de la estudiante de  licenciatura básica con énfasis en ciencia sociales, Gisell Moreno Beltrán, una persona de Soacha egresada de la IE Ricaurte.

“La profesora Dayhanna me abrió el espacio en profundización de pensamiento crítico, por lo que mi investigación  y práctica estuvo enfocada hacia la enseñanza de la historia reciente,  y fue sobre los falsos positivos, entonces quería hacer mi práctica en Soacha, se me abrió el espacio y encontré un grupo de estudiantes que pensaban diferente, se vio el gran reflejo y la dedicación de la maestra”, concluyó.

Y así cada una de las profundizaciones tuvo su cierre donde los estudiantes de grado 11 presentaron sus productos, resultado de dos años de trabajo y del talento que tienen. Ahora el reto es enfrentar una carrera universitaria, muchos de los cuales la escogerán de acuerdo al proyecto desarrollado al concluir su bachillerato.