Luego del asesinato de Jhon Fredy Quiceno, de 29 años, tanto directivos, sindicatos y el mismo gremio, pidieron protección para poder trabajar. Todos los taxistas en Bogotá están en riesgo.

Un vocero del sindicato de taxistas se pronunció tras el asesinato de Quiceno y dijo que lo que piden es que la policía los acompañe a través de puestos de control en determinados puntos, considerados como peligrosos.

Si bien reconoció que con la policía se han acordado rutas seguras en algunas zonas peligrosas, hay varias que las mismas autoridades tienen conocimiento y no han hecho nada.

Tras el asesinato del joven taxista cuando atendía un servicio en el barrio Juan Pablo II, en la localidad de Ciudad Bolívar, la noche del pasado miércoles 23 de marzo, la policía y las autoridades del Distrito anunciaron una recompensa de hasta 20 millones de pesos a quien suministre información que permita dar con los asesinos.

De hecho, esta semana también se presentó el asesinato de otros dos taxistas en Bogotá, situación que tiene preocupado al gremio y a las mismas autoridades.

Foto: Alcaldía de Bogotá