Con el paso de los años, el ritmo de vida de las personas adquiere una intensidad tan acelerada que el tiempo se hace corto para ejecutar las actividades que la sociedad actual impone para no quedar atrás en la evolución y obtención de mejores resultados en la cotidianidad de cada ser humano. Así mismo, la lectura se constituye en la puerta de acceso al conocimiento y por ende a la obtención de una mejor calidad de vida que se da por medio de la educación.


Es por eso que si usted es de las personas que necesita perfeccionar su nivel de lectura para obtener una mejor comprensión y optimizar su tiempo en función de las actividades que su vida cotidiana le exige, a través de Técnicas Americanas de Estudio, que es una institución educativa no formal y que lleva 30 años de fundación, puede corregir los cuatro malos hábitos que le impiden potenciar su capacidad lectora y comprender al 100% el tema de su interés.

1. Percepción lenta de las palabras

El espacio que hay entre las palabras es pequeño pero para el cerebro significa un gran vacío, durante el tiempo en el que una persona pasa de una palabra a otra, pueden presentarse interrupciones que ocasionan su desconcentración, lo que por ende significa que se pierda el hilo conductor que se venía trayendo en la lectura. Estas situaciones se presentan, por ejemplo, cuando alguien toca la puerta o cuando alguien habla y quien está leyendo voltea a mirar.

2. Estrecho campo de reconocimiento visual

Una persona en óptimas condiciones físicas tiene 160 grados de visualización, sin embargo cuando se lee, se tiende a utilizar únicamente tres grados para enfocar las letras que los ojos observan, reduciendo el panorama textual que ofrece el libro o documento que se esté leyendo; de este modo se desaprovechan 157° que podrían ser utilizados para ampliar el espectro visual y así poder comprender lo leído de una manera más eficaz.

3. Vocalizaciones o subvocalizaciones

Curiosamente, existen personas que cuando leen mentalmente lo hacen también con la boca, incluso hasta el punto en el que balbucean. De este modo también utilizan el oído porque escuchan lo que pronuncian, generando que la idea dé vueltas por el cerebro pero no llegue a él de la forma adecuada, lo que por ende significa un impedimento para asimilar y comprender la lectura.

4. Regresiones

También es habitual que para poder comprender un texto de una mejor manera, las personas repitan la lectura hasta tres veces, o se devuelvan entre líneas para retomar una idea que se perdió.

Es por eso que mediante Técnicas Americanas de Estudio se implementa el Programa de Lectura Integral, el cual certifica que dentro de un plazo de 16 semanas usted podrá tener un panorama más amplio de lo que lee, corrigiendo la costumbre usual de leer de izquierda a derecha y lógicamente comprendiendo al 100% el tema en el cual se está instruyendo. Además, hay que decir que los resultados tienen aplicabilidad en actividades de la vida diaria, como por ejemplo la firma de un contrato (el cual contiene la letra comúnmente denominada como “menuda”), o asistir a una sala de cine, donde por leer los subtítulos de una película, se pierden bastantes detalles de ella.

“El programa lo desarrolla una persona desde los ocho años de edad hasta un adulto mayor en tan solo 4 meses, vale recalcar que el programa está compuesto por 16 guías, las cuales se evalúan una por semana. Básicamente son ejercicios oculares con un aparato que se llama Taquistoscopio, que viene del latín “taquis”, que significa rápido, y de “oscopio”, que significa visión, es decir, visión rápida”, contó Mario Grisales, director Nacional de Técnicas Americanas de Estudio.

Cabe aclarar que este dispositivo sirve para representar imágenes durante intervalos de tiempo controlados para la medida de los tiempos de reacción o pruebas cognitivas, es decir que por medio de “unas ranuras que se deslizan rápidamente en forma vertical sobre la superficie donde se está leyendo, se visualizan las palabras para su reconocimiento; con esto estamos adecuando el músculo ocular para que no haga el movimiento de izquierda a derecha sino verticalmente”, agregó el director.

Si usted desea conocer más acerca de esta entidad, que ha sido galardonada dentro de las empresas que le juegan limpio a Colombia, y del Programa de Lectura Integral, puede contactarse a través de la página de internet www.tecnicasamericanas.com , o en Facebook por medio de la página Técnicas Americanas de Estudio – Colombia, de este modo, podrá obtener más información sobre los beneficios y costos de este programa.