Con el segundo desayuno de trabajo realizado en el salón parroquial de la iglesia San Bernardino, quedó todo listo para llevar a cabo la semana por la paz, la cual comenzará este domingo 6 de septiembre. Diferentes actos religiosos y culturales harán parte de la celebración.


El Padre Ricardo Martínez, director de la Pastoral Social, dijo que la idea de los desayunos previos fue apostarle a construir una paz de manera concertada, comunitaria y colectiva.

“Hemos encontrado que hay necesidades de escuchar una versión que los mayores de edad no sabemos, que es la de los niños y los jóvenes, es decir, cómo quieren la paz en Colombia, y encontramos una experiencia muy importante en Altos de Cazucá, a través de la Fundación San Antonio de la Arquidiócesis de Bogotá, con la cual hicimos una alianza para presentar un modelo de paz distinto a través de la concertación y sobre todo de la reconciliación a través de la no violencia. Nuestro obispo Monseñor Daniel Caro Borda insiste en la no violencia para llegar a la paz. Es más tangible hablar de no violencia que hablar de paz, porque esta última es más etérea, se nos queda en banderitas, en palomas y en buenas intenciones”, manifestó el padre Ricardo.

A los dos desayunos realizados asistieron diferentes sectores de la población: aspirantes a ediles, concejo, alcaldía y gobernación, comerciantes, industriales, educadores, religiosos, la iglesia católica, pastores de las iglesias evangélicas, la Policía, las universidades, el Sena, los colegios privados y la administración municipal, entre otros.

La semana se realizará del 6 al 13 de septiembre, para la cual se tiene previstos una serie de actos significativos.

“Tenemos unos signos externos, el primero es usar alguna prenda blanca durante la semana; el segundo es izar banderas blancas o la misma bandera nacional; además tenemos en las parroquias una propuesta que es el rosario al parque, una iniciativa en la que nos reuniremos los católicos a rezar por unas intenciones específicas de la paz, y finalmente el toque de campanas a las 12 del día en todas las parroquias para decir que tenemos necesidad de construir paz”, agregó el padre Ricardo.

El evento central de la semana por la paz se realizará el jueves 10 de septiembre. Inicialmente se hará una misa concelebrada y presidida por monseñor Daniel Caro Borda, con la participación de pastores de las iglesias evangélicas, y luego a las 7:00 p.m., en el colegio María Auxiliadora, una obra de teatro denominada “El país que queremos en paz”.

“Es una obra de teatro con 120 actores que son niños entre 6 y 17 años que nos van a hacer una propuesta de cómo reconciliarnos a través de una experiencia bien interesante. Se basa en un inquilinato que se llama Colombia, donde se daña algo vital que es un tubo del agua, al no haber agua entran en conflicto, pero finalmente se reconstruye la paz a través de la reconciliación y de aspectos como la música, la danza, el diálogo y compartir un abrazo”, destacó el religioso.

Finalmente, el director de la Pastoral Social se refirió a la violencia intrafamiliar y dijo que es uno de los semilleros de la violencia en la sociedad, tema preocupante porque ha venido creciendo aceleradamente.

“Tres cosas nos muestra monseñor Daniel sobre la violencia. La primera es la violencia institucional que hay en el Estado, un ejemplo es imponer un sistema de transporte masivo y deshumanizado, y que silenciosamente los usuarios la sienten. Otra es el cambio de roles, una mamá le dice a la hija que se meta la platica entre los zapatos o las medias, esa billetera cambió de rol y ahora simplemente es un adorno, y la tercera es la que yo ejerzo sobre los demás, le tiro la basura al vecino, le boto el agua por la calle, tiro papeles, soy agresivo, no miro al otro, no saludo, son violencias que me imponen y que yo transmito a los demás”, finalizó.