Un puente que une a los barrios Class y Rivera se convirtió en una trampa mortal para las miles de personas que lo utilizan diariamente.

El puente está ubicado entre las localidades de Bosa y Kennedy, y lo que dicen los residentes es que hace alrededor de tres meses comenzó a deteriorarse y hoy le falta el piso a unos cuatro metros del mismo

La comunidad asegura que este puente les ahorra cerca de 20 minutos de tiempo al pasar del Class al Rivera y viceversa, entre las localidades de Bosa y Kennedy, por eso utilizan tablas y hacen maromas. “Pues uno se arriesga, pero cruza con cuidado, cuando yo paso me tengo duro de la baranda, además la gente ha puesto tablas para que uno no se vaya al río”, dijo Rosalba Suárez, residente en Bosa.

La comunidad está preocupada porque el Distrito no les ha puesto cuidado a sus quejas, y lo que dicen es que ahorita cuando los estudiantes empiecen a asistir al colegio, el peligro se incrementa.

Finalmente se supo que la Alcaldía local de Bosa aseguró que ya están trabajando para hacer la intervención de este peligroso puente.

Foto: Noticias RCN