Por medio del programa “Transformando vidas” de la Gobernación de Cundinamarca, se espera seguir apoyando a estudiantes del departamento con estrategias de admisión, transporte, sostenimiento, matrícula, gratuidad y méritos de cultura, deporte y excelencia; los dos primeros con acreditación académica y el último por un óptimo resultado en las pruebas ICFES.


rey--3.jpg

La iniciativa nace con modificaciones en el actual gobierno, pues el departamento ha impulsado recursos solidarios para los jóvenes Cundinamarqueses que quieran acceder a la educación superior y no tengan el sustento económico para ello; esto conviene a jóvenes egresados a partir del año 2016 de las instituciones públicas y privadas de los 116 municipios de Cundinamarca.

Desde el año 1998 se impulsaron programas para los cundinamarqueses que en principio consolidaban un financiamiento a largo plazo, luego con el contrato interadministrativo 412 de 2004 “Plan Primavera”, el beneficiado confrontaba un 5% del valor de la carrera profesional. Más adelante con el convenio 0249 de 2012, aun ejecutado con la Alianza 4X1 Opción de Vida, se financia por parte del estudiante un monto de la carrera del 25%; por último y el más actual y vigente “Transformando Vidas”, basado en las ordenanzas 029 de 2016, 059 de 2018 y reglamentado con las ordenanzas 045 de 2017 y 065 de 2018, se espera ayudar a 6000 cundinamarqueses con las distintas estrategias.

El gobierno actual se dio cuenta que el programa de educación no financiaba a cabalidad todas las necesidades económicas que tenían los jóvenes, pues la universidad no tiene solo el costo de matrícula, sino como bien se sabe, cuenta con gastos adicionales como fotocopias, transporte, alimentación, etc. “En este mandato quisimos pensar en eso, en la gratuidad, que fuera del 100%”, dijo Jorge Emilio Rey Ángel, gobernador de Cundinamarca.

En lo corrido del 2016 y 2019 se han entregado cerca de 3000 beneficios que también cobijan la iniciativa del anterior gobierno “4×1 Opción de vida” y “Transformando Vidas”, esto a municipios como Soacha, Guaduas, Caparrapí, Silvania, Pasca, San Juan de Rioseco, Tenjo, La Palma, El Rosal, Cucunubá, Simijaca, Tibacuy, Sibaté, La Peña, Chaguaní, Suesca, La Vega, San Francisco, Supatá, Sasaima, Fusagasugá, Pacho y Puerto Salgar, entre los que se dividen los beneficios del programa para un número total de beneficiarios de 1.536 con recursos invertidos de 30.670.414.474 pesos, en estrategias de:

  • Gratuidad: 467 estudiantes
  • Matrícula: 465
  • Excelencia Académica: 18
  • Mérito deportivo y cultural: 13
  • Admisión: 67
  • Transporte: 290
  • Sostenimiento: 216

En cuanto a los planes a desarrollar para la educación superior, el gobernador manifestó que se espera financiar transporte para los estudiantes del Sena; también a largo plazo mencionó las siguientes iniciativas que se esperan implementar:

Internacionalización. Lograr buscar también acompañamiento para que los estudiantes puedan hacer intercambios.
Estrategias de bilingüismo. La idea es que exista una plataforma, no solo virtual, sino que haya docentes de apoyo para que el inglés tenga un refuerzo, ya que ahora es obligatorio en la universidad.
Regionalización. La apuesta es ampliarla, hay que abrir más espacios a la formación universitaria en la región y en el territorio, eso irá poco a poco con articulaciones de la media, logrando así que algunas instituciones se especialicen, que en su grado décimo y once puedan hacer un primero y segundo semestre, y que los estudiantes lleguen de una vez a tercero, pero desde el impulso del fondo, no desde la estrategia del colegio.
Convenios con municipios para la estrategia de transporte. No solo depender del fondo como tal, sino que también los municipios estén interesados en financiar transporte, en buscar recursos para que se pueda potencializar.

Cundinamarca es el séptimo departamento que tiene mejor transición, es decir que alrededor de un 42% de graduandos llegan a la educación superior; este departamento tiene el mayor número de graduandos, además, a nivel de deserción académica de población profesional es el segundo con la menor taza; y en materia de deserción técnica y tecnológica es el departamento que menor tasa de deserción tiene, es del 5,13 %.

“Para el gobierno que viene será un reto en materia de educación la sostenibilidad, porque hay que buscarle más fuentes, para que esto no dependa de la voluntad política. Sin embargo, nosotros en este ejercicio de realimentación, en la última ordenanza, hemos logrado dejarle una fuente específica para que alimente con recursos, es decir que los que han obtenido el beneficio seguirán, y lo van a tener otros estudiantes”, argumentó el Gobernador.

El anterior argumento se oficializó en la Gobernación de Cundinamarca a los ya beneficiaros del Fondo de Educación Superior de Cundinamarca (FESCUN).

“Es importante conocer este tipo de beneficios porque cuando uno quiere ser profesional, hace su plan de vida y llegan oportunidades como esta, de verdad que transforman la vida, nos invita a confiar en nosotros y nuestras habilidades y capacidades como universitarios, se vuelve un reto brillar con luz propia y demostrar que un buen promedio vale la pena; para este caso nos exigen un 3,8 y nos financian hasta 6 salarios mínimos legales vigentes, esto es una ayuda grande, y sé que en nombre de mi municipio de Soacha que me vio nacer, crecer y formarme académicamente, dejaré en alto el nombre del Varón del Sol, pues siento que gracias a la gobernación mi sueño de ser comunicadora social y periodista tendrá futuro”, declaró una estudiante de Uniminuto regional Soacha.

Por último, el gobernador aseguró que en su proceso de formación también fue beneficiario en la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP) y por ello se sentía identificado. Terminó el conversatorio dirigiéndose a los jóvenes de Cundinamarca, así: “Muchachos, aprovechen esta oportunidad que les da la vida, no se le da a todos, quien no estudie es porque no quiere”.

Por: Yineth Camila Castillo