Aunque todavía es incierta la entrada en funcionamiento del sistema de transporte masivo al municipio, en la mañana de hoy la comunidad residente entre la Av. Terreros y La Despensa, pudo observar dos buses articulados recorriendo parte de la calzada de Transmilenio, sin que se sepa aún cuál fue el motivo de la presencia de los vehículos.


La imagen que se muestra a continuación fue captada sobre las 11:30 am, justo cuando uno de los articulados pasaba por el sector de Quintanares, en el momento en que retornaba a Bogotá.

pp1-10.jpg

Una curiosa escena se vivió ayer en la colapsada Autopista sur cuando dos articulados de Transmilenio se ‘pasearon’ por un tramo de este corredor, en un cuadro que se asemejó a una fábula o un cuento de hadas, teniendo en cuenta las dificultades que todavía existen en la actualidad para que el anhelo de los soachunos de ver rodando por las calles del municipio los buses rojos y verdes, sea al fin una realidad.

Aunque algunas personas observaron los vehículos con ilusión, otros simplemente ignoraron el momento, como si quisieran dar a entender que la de hoy fue sólo una de las tantas ilusiones y promesas fallidas que se han hecho a los soachunos por más de nueve años, para tener por primera vez en su historia un servicio de transporte digno, que beneficie a toda una comunidad que clama por este derecho.

Mientras que las obras de los colectores e interceptores de aguas apenas comienzan, los puentes peatonales y vehiculares todavía son un sueño, las estaciones son carcomidas por las inclemencias del clima y el paso del tiempo, y las losas se están dañando por el paso de los automotores de servicio público, transporte intermunicipal y de carga, y los habitantes del municipio sólo se hacen una pregunta: ¿Será esta una señal de que Transmilenio por fin llegue a Soacha?
Dice un dicho popular: “Amanecerá y veremos…”.