La obra que tendrá una inversión total de $3,2 billones será construida en nueve tramos y por cuatro firmas: Consorcio Eucarístico Carrera 68; Consorcio Infraestructura Avenida 68; Conconcreto S.A. y Consorcio LHS.

La longitud de la troncal será de 17 kilómetros y cruzará por 10 localidades de la capital: Kennedy, Tunjuelito, Puente Aranda, Fontibón, Usaquén, Chapinero, Suba, Engativá, Teusaquillo y Barrios Unidos.

Este además tendrá conexiones operacionales con cinco vías arteriales (NQS, Américas, Calle 26, Suba y Séptima), lo que se traduce en pasos subterráneos o puentes vehiculares.

La obra también incluye la reconstrucción de todos los andenes de la Av. 68 (527.000 metros cuadrados), una ciclorruta de 18 kilómetros, 12 cicloparqueaderos, 21 puentes: 15 peatonales y seis vehiculares, además, tres pasos vehiculares a desnivel.

Con el fin de tener un mejor control de la ejecución del proyecto, una construcción más rápida, “que se fomente la pluralidad en la presentación de ofertas, y garantizar la transparencia en la contratación”, el proyecto se dividió en nueve lotes, de acuerdo con el Distrito.

Los lotes se dividieron así: el primero irá desde la autopista sur hasta la calle 18 sur; el segundo desde la calle 18 sur hasta la Av. Américas; el tercero desde las Américas hasta la calle 13; el cuarto desde la calle 13 hasta la Av. Esperanza (calle 24); el quinto desde la calle 24 hasta la calle 46; el sexto desde la calle 46 hasta la Av. calle 66; el séptimo desde la Av. calle 66 hasta la carrera 65; el octavo desde la carrera 65 hasta la carrera 48 y el noveno, desde la carrera 48 hasta la carrera 9.

En línea con lo anterior, el Consorcio Eucarístico Carrera 68 fue adjudicatario de los tramos 1, 2, 3 y 9; el Consorcio Infraestructura Av. 68 ganó los lotes 4 y 7; Conconcreto S.A. obtuvo el 5 y 8 y, por último, el 6 fue para el Consorcio LHS. El valor total adjudicado es de $2,35 billones.

De acuerdo con la alcaldesa Claudia López, quien había prometido en campaña no hacer dicha troncal, pero que por asuntos de la administración anterior se terminó adjudicando, “Peñalosa es responsable del proyecto TM68, que desafortunadamente no pudimos jurídicamente detener. Yo no vine a firmar atropellos, por eso fue el equipo de Peñalosa el que evaluó y adjudicó esa licitación. Mi Alcaldía en el IDU empezará la próxima semana”, dijo en Twitter.

Por su parte, el exalcalde Enrique Peñalosa tuiteó que “de los $3,2 billones que cuesta la Troncal 68, el Gobierno Nacional paga $2,6 billones. Si no se contrata, Bogotá pierde esos recursos”.

Fuente: portaafolio.co