Después del proceso político que vivimos el domingo 30 de octubre, queda en muchos la alegría del triunfo; en otros el desconcierto, el inconformismo y hasta la rabia profunda que ‘disculpa’ las más irracionales acciones que evocan el irrespeto no solo al contendor, sino a la ciudadanía misma que hace presencia en tan efusivos y candentes momentos.


Entonces, pasan los días y surgen propuestas…. Legítimas??? Que aportan a la construcción de la paz y el desarrollo?, Que favorecen a la construcción y consolidación de procesos que rescaten el derecho a participar?, Que se suman a los esfuerzos por lograr mejores condiciones para nuestras gentes?

No podemos seguir engañados, ni dejar que otros piensen y decidan, conduciendo erróneamente a líderes y lideresas que movidos por emociones y sentimientos se dejan involucrar en acciones que sólo develan los más superficiales ánimos y ansias de causar daño.

Este es el momento más oportuno para hacer un llamado a muchos que quieren a nuestro municipio. Soacha es un espacio de todos, para todos, en el cual ¡TODOS PODEMOS PARTICIPAR¡ y participar no es aparecer, no es firmar para avalar las decisiones de otros, es asumir responsabilidades y tomar decisiones que medien el futuro de las comunidades en medio de un estado que realmente sea garante de derechos.

Por tal razón, considero importante pensar que un escenario propicio de participación se hace evidente cuando ejercemos un CONTROL SOCIAL A LA GESTIÓN DEL ESTADO, como una forma de incidencia que permite a los ciudadanos y a las organizaciones de la sociedad influir en las condiciones de modo, tiempo y lugar del cómo se desarrolla la gestión pública; es decir, orientar, corregir, rectificar las decisiones, la administración y manejo de recursos, la realización de servicios y programas del Estado, todo ello con el fin de CONTRIBUIR AL LOGRO DE LOS OBJETIVOS PROPUESTOS.

El ejercicio del Control Social promueve la transparencia y la gobernabilidad con criterios de servicio y bienestar, a la vez que supone el fortalecimiento de la ciudadanía, proceso en el cual se constituyen primero los espacios legítimos y bien reconocidos por el marco jurídico en Colombia, se rescatan los espacios de participación, que incluso, son de obligatoria implementación. Lo anterior hace suponer que no se esté pensando en formas, estrategias y acciones para obstaculizar y obstruir procesos de gobernabilidad como se ha visto en los recientes gobiernos en Soacha, debido al ánimo de algunas personas que pretenden entorpecer los procesos en su afán de poder: NO SE DEJA GOBERNAR PARA DAÑAR A LA PERSONA, pero realmente se daña a todo un pueblo.

Al optar por hacer Control Social, es necesario que seamos RESPONSABLES, para afrontar las consecuencias de lo que hacemos; REALISTAS, para entender limitantes y posibilidades del municipio y así saber qué pedir, qué esperar y de cuál instancia de la administración, se requiere plantear ARGUMENTOS y RAZONES OBJETIVAS, que permitan explicar a la administración municipal y a la ciudadanía lo que es observado, se sugiere entonces, abordar PROPUESTAS ORIENTADAS HACIA LO QUE QUIERE Y ESPERA LA COMUNIDAD, lejos de favorecer intereses individuales, MANEJO DE INFORMACIÓN OPORTUNA atendiendo a momentos, modos y lugares pertinentes, por lo cual no se utiliza la información para causar molestias, obstruir procesos o generar malos ambientes que degeneren una buena gestión, ACTITUD RESPETUOSA asumiendo que a través del Control Social los ciudadanos son colaboradores y coequiperos en la construcción de mejores condiciones de vida y CONOCIMIENTO, para referir con precisión lo que se encuentra, y lo que se quiere para el manejo de la información.

Por lo tanto, invito a todos los electores y a la ciudadanía en general, hijos de Soacha y todos aquellos que tienen este municipio en su corazón, que avancemos en la construcción de una democracia, que aportemos a la estabilidad del municipio, condición para el progreso y que nos unamos en torno a la única intención que es superar la crisis social, económica y de gobernabilidad que vivimos.

SOACHA ESTÁ EN NUESTRAS MANOS, LA RESPONSABILIDAD ES DE TODOS, SEAMOS COEQUIPEROS PARA EL GOBIERNO QUE EMPIEZA.

María Consuelo Sánchez Plazas