Con el fin de transmitir las inquietudes relacionadas con las medidas que el gobierno distrital está tomando con los transportadores de estos dos municipios, representantes del gremio se reunieron con el gobernador Álvaro Cruz para buscar una salida a la crisis que generó la entrada del sistema Transmilenio a Soacha.


Múltiples fueron las inquietudes y preocupaciones que manifestaron los transportadores al gobernador Cruz, quienes expresaron que el Distrito es arbitrario y que en la mesa no hay representación del gremio.

Al respecto, el mandatario de los cundinamarqueses reiteró a los transportadores su voluntad de continuar brindando el acompañamiento requerido a este proceso, y les indicó que para ello ha designado a los secretarios de Transporte y Movilidad, Andrés Ernesto Díaz, y Especial para Soacha, Iván Mauricio Moreno, para que mantengan contacto permanente con el sector y sean los voceros en el comité de trabajo que se realiza con los actores involucrados.

Temas como funcionamiento de los alimentadores de Transmilenio en Soacha, retiro y chatarrización de los automotores de servicio público de Soacha, la necesidad de construir pasos a desnivel en la autopista sur sobre el sector de Bosa, la inclusión de los transportadores de Sibaté en las medidas que se adopten, entre otros, fueron expuestos por este gremio.

Finalmente, el gobernador Cruz invitó a los representantes del transporte a “cambiar el ship” para adecuarse a las transformaciones que vive el sector.