En sitios como  la calle 13, conjunto Santa Cecilia del barrio La Unión y en un sector de Compartir, hay un fenómeno parecido; se trata de unos tubos del acueducto que están botados desde el mes de marzo pasado, causando inconvenientes de salubridad  e inseguridad, ya que habitantes de calle y delincuentes se esconden al interior de los  mismos.

Además, por la calle 22 en la zona de bares,  la comunidad denuncia que hay filtraciones de agua en ese punto, al parecer causado por el mismo fenómeno.

En la Dirección de Servicios Públicos de Soacha informaron que la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá viene ejecutando  obras a través del  contrato 10254001277, y que el contratista es el consorcio Obras Acueducto Proar;  el objeto es la construcción de la fase II de la prolongación de la línea de refuerzo con tubería de 36 pulgadas de acueducto para el municipio. La misma permite mejorar la prestación del servicio en cuanto a caudales y presiones, y va de la calle 22 hasta Compartir.

La queja en principio hablaba solo del punto ubicado  al lado del conjunto residencial Santa Cecilia del barrio la Unión en la comuna 2 de Soacha. “El tema de los tubos ha generado inseguridad porque  se están metiendo venezolanos a dormir dentro de los tubos y no se ve movimiento ni avance en las obras”, dijo Óscar Peñaloza, habitante del sector.

Pero en este punto el problema parece no tener solución inmediata.  “Los tubos en el área de Santa Cecilia necesitan un permiso de ocupación de cauce, por eso  ya remitimos la solicitud a la Car pero el trámite se puede demorar hasta un año”, manifestó Hugo Hurtado, director de Servicios Públicos de Soacha.

La comunidad dice que los tubos se convirtieron en escondite de delincuentes

Por otra parte, Jesús Ruiz escribió en Facebook que ha notado una filtración de aguas en la zona de rumba, bajando hacia el estadio municipal, y preguntó qué consecuencia trae para la comunidad. Frente a la inquietud, así respondió el director de Servicios Públicos de Soacha: “Esto obedece a las obras que está realizando la Empresa de Acueducto y Alcantarillado para la línea de refuerzo de 36 pulgadas; ahí en la esquina donde está la venta de materiales de construcción hay una cámara y cuando llueve esta se llena. Entonces lo que ellos hacen es bombear el agua hacia la vía, lo que indica que no son filtraciones, sino que son las aguas lluvias que sacan”.

Entre tanto, Jhon Boney pregunta: «Quisiera saber qué pasa con los tubos o cilindros de aguas residuales que dejaron abandonados al costado sur-norte del puente peatonal de Soacha (diagonal la plaza de mercado). Ya perdimos su revestimiento y se convirtieron en foco de insalubridad, hogar de habitantes de calle e inseguridad. ¿Quién los dejó ahí? ¿Por qué no se presentan las autoridades correspondientes?

Esta es la filtración que la comunidad denuncia

La respuesta del director de Servicios Públicos  fue: «Ya nosotros en varias oportunidades hemos requerido a la Empresa de Acueducto de Bogotá  para que esta a su vez  requiera al contratista, pero se ha tenido problemas con la construcción de algunos empates en determinadas zonas, porque es un segundo contrato, lo que ha demorado el proceso de  construcción de la obra. Sin embargo se ha hecho un tema de concientización y lo único que le pedimos a la comunidad es que le tenga paciencia al contratista para terminar las obras, que son en beneficio de los mismos habitantes. Así mismo se ha solicitado a los contratistas que tengan mayor fuerza en seguridad para que se disminuya el impacto ambiental y que la gente deje de pernoctar y dormir allí”, finalizó Hugo Alfredy Hurtado.