La salida del mercado colombiano será a partir del  próximo 22 de noviembre.

La empresa aseguró que «esta es una decisión difícil, que no cambia nuestro compromiso con Colombia, donde seguiremos dando soluciones a través de la aplicación Uber».

A través de un comunicado explicó que «nuestra prioridad es minimizar en lo posible el impacto en restaurantes asociados, socios repartidores y usuarios».

Esta decisión se tomó «después de más de tres años de nuestra llegada para ofrecer una opción de compra y entrega de comida conveniente y confiable junto a cientos de restaurantes».

Uber Eats indicó también que «estamos agradecidos con toda nuestra comunidad en Colombia por su apoyo en estos tres años».

No obstante, esta decisión no se habría tomado exclusivamente en Colombia, puesto que varios medios en Latinoamérica registraron en sus portales la salida de Uber Eats también en países como Argentina, argumentando los mismos motivos.

A comienzos de este mes y tras resolver los recursos de reposición y apelación presentados por Uber, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), ratificó las órdenes de seguridad emitidas en junio de 2019 a las sociedades Uber  Technologies , Uber  Colombia SAS y Uber  B.V., y le ordenó a la plataforma redoblar las medidas de seguridad para proteger los datos de los usuarios y conductores .

Uber tendrá un plazo de cuatro meses para redoblar toda la seguridad de la plataforma para evitar que sucedan otros incidentes similares a los del 2016.

Esto significa que la plataforma tendrá que presentar una certificación emitida por una entidad, nacional o extranjera, independiente, imparcial, profesional y especializada en temas de seguridad de la información.

Fuente: Sistema Integrado de Información