Debido al color amarillento del líquido en los últimos días, la EAAB tiene hasta el lunes 26 de julio para que entregue a la Superservicios un informe detallado y certifique con estudios si el agua es apta para el consumo humano.

A partir del pasado viernes 16 de julio, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios le dio cinco días hábiles a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) para que entregue dicho informe sobre las condiciones de color y turbiedad del agua suministrada, especialmente en las localidades de Fontibón, Usaquén y Kennedy.

El plazo es hasta el lunes 26 de julio, en donde además la Empresa de Acueducto deberá demostrar que ha dado respuesta a las quejas de los usuarios por estas variaciones del servicio.

Entre otras cosas, la Superservicios quiere saber si el prestador comunicó oficialmente y de manera oportuna a sus usuarios sobre los trabajos que planeó, los mismos que-según la empresa-originaron el cambio de color del agua.

Igualmente se solicitaron los resultados de laboratorio que certifiquen la calidad del líquido distribuido durante estos días a la población afectada, y se pidieron las acciones tomadas para mitigar la afectación en la prestación del servicio.

La Superservicios advirtió que, si la EAAB no responde en el término otorgado, se aplicarán las sanciones respectivas de acuerdo a su competencia.