La Policía Nacional en atención a la Estrategia Nacional de seguridad y convivencia Ciudadana, en el distrito especial de policía Soacha, envía un mensaje a nuestros conciudadanos para un cambio de conciencia en la transformación y reconstrucción de nuestro barrio, estrategia con el acompañamiento articulado entre las instituciones y los presidentes de las juntas de Acción Comunal de Soacha.


Hoy vengo con el ánimo de contribuir y de transformar el pensamiento del ser humano en temas de seguridad y de convivencia, porque definitivamente lo que buscamos con esta estrategia es volver a reconstruir nuestro barrio como el sitio más seguro, incluyendo sus problemáticas en aras de construir un tejido social y esto es una realidad cuando todos asumimos un compromiso de corazón.

Y es allí donde debemos mirar en el retrovisor cómo era nuestro barrio en otrora y cómo es hoy en día, qué ha hecho la diferencia para entender que el contexto social de nuestros barrios día a día es mucho más complejo y pareciera de no acabar, y esto sucede porque definitivamente estamos actuando de manera individual, nos olvidamos de todo lo que gira entorno a nuestro barrio, dejándolo a la merced de las personas que deambulan en el camino equivocado.

A continuación mencionaré unos ejemplos que permitirán entrar en razón y en la reflexión:

1. Hace años salíamos con nuestros vecinos a dialogar y a compartir, disfrutábamos con nuestros hijos, nos integrábamos como si fuéramos una sola familia, hoy actuamos de manera individual.

2. hace años cuando teníamos que salir de la casa, se la dejábamos recomendada a nuestros vecinos, hoy somos demasiados desconfiados.

3. Hace años después de nuestra casa, el barrio era nuestro segundo hogar y hacíamos hasta lo imposible para que nuestro barrio fuese el mejor, hoy sentimos una despreocupación total.

4. Hace años cuando le sucedía una calamidad o una tragedia a nuestro vecino, era un problema de todos los ciudadanos del barrio, hoy somos indiferentes.

Es así como a través de este ejemplo cotidiano mostramos la realidad de lo que hoy por hoy hemos perdido.

• Se nos acabó el sentido de pertenencia por nuestros barrios
• Se nos acabó la solidaridad por nuestra comunidad
• Nos volvimos hasta indiferentes por lo que sucede en nuestro entorno y definitivamente se nos acabó la convivencia porque ya ni tolero, ni comparto, ni respeto las ideas de los demás.

Por eso y por muchas razones hoy tenemos que agradecer a nuestros padres porque nos inculcaron unos valores y gracias a ellos hoy somos personas de bien, sin embargo hoy por hoy giramos entorno a unas problemáticas donde resulta comprometida la juventud que muy seguramente sobrarán los comentarios, los señalamientos y las acusaciones. Sin embargo, compromete la convivencia y la tranquilidad de nuestros conciudadanos, esas son las cosas que tenemos que reflexionar y saber que aquellos problemas que nos aquejan en nuestros barrios no son otro argumento distinto que los hijos de nuestros vecinos de los diferentes barrios, son ellos los seres humanos que frente a muchas dificultades y adversidades cayeron en el camino equivocado y es allí en donde comienza un trabajo interinstitucional. ¿Cuáles van a ser esos aportes que van a permitir contribuir? ¿de qué manera nos vamos a integrar con ellos en la búsqueda de una solución social? ¿cuáles van a ser las actividades que tenemos para ellos los fines de semana? Y es allí donde definitivamente comienza la construcción de un trabajo entre comunidad y la institucionalidad.

Dentro de la estrategia para la seguridad y convivencia ciudadana, siendo un compromiso sagrado entre la institución y la comunidad, debo manifestarles que hoy contamos con un despliegue interinstitucional dividido en 3 componentes: la seguridad y convivencia social, la intervención psicosocial y bienestar integral, y la prevención y educación con compromiso ciudadano, todo esto hace parte de un andamiaje que nos permitirá posesionar y contribuir a la satisfacción de las necesidades de la comunidad y sobre todo a la unión de esfuerzos a la vanguardia de la construcción de un tejido social, pero también la necesidad de contrarrestar todos los fenómenos delincuenciales.

Los grandes avances tecnológicos nos han permitido reflexionar que la seguridad debe estar acompañada de las herramientas tecnológicas, por eso la puesta en marcha para su barrio es que hoy cuente con un sistema de seguridad con conectividad en el Centro Automático de Despacho de la Policía Nacional, proyecto que debe estar asociado a las problemáticas reales de su barrio mediante diagnósticos específicos que permitan identificar la problemática sentida de su barrio y así contar con mejores escenarios, recuperar aquellos espacios que hemos perdido, y así recobrar la confianza en busca de un mundo donde todos tengamos las mismas condiciones de vida, pero sobre todo, de aportar un granito de arena para construir un mundo donde reine la paz. Que la delincuencia sienta que el barrio verdaderamente tiene un dueño y es la comunidad, no permitamos que hablen mal de nuestro barrio, recuerden que allí nacimos y crecimos, y le estamos dando la oportunidad a nuestros hijos de vivir mejor; recuerde que un barrio ejemplar no lo hacen las grandes construcciones ni edificaciones, sino el ser humano que habita allí.

En el despliegue de esta estrategia también hago la invitación para que a partir del momento y a petición de ustedes, quien quiera contar con nuestros equipos de trabajo en su barrio, en materia de prevención y educación, están a su entera disposición para capacitar a sus hijos mediante charlas de concientización en materia del consumo de droga, ley de infancia y adolescencia y todos aquellos fenómenos que ponen en riesgo a los niños, niñas y adolescentes, que nos permitan verdaderamente proteger al futuro del país; pero también poder rescatar aquellos jóvenes que andan en el camino equivocado, brindarles una nueva oportunidad en aras de reconstruir un verdadero tejido social.

Hoy quiero invitar a toda la comunidad a que se de una nueva oportunidad de trabajar articuladamente por los problemas de su barrio, a generar unas mejores expectativas de seguridad y convivencia, una sinergia interinstitucional y sobre todo a brindarles unas mejores garantías de bienestar a sus hijos; el cambio está en usted, hoy es la oportunidad para que trabajen de la mano con su policía nacional, tenemos un compromiso de corazón y lo único que buscamos es contar con comunidades alegres, que sientan verdaderamente esa satisfacción y ese orgullo de vivir en su barrio, que volvamos a recobrar el sentido de pertenencia, la convivencia, la solidaridad, dejando a un lado la indiferencia. Hoy la institucionalidad está más unida que nunca, con grandes proyecciones en pro de contar con comunidades seguras. Sólo me resta manifestarle que si el cambio está en cada uno de ustedes, vamos a convertir esos sueños en realidad, a transformar el cambio de conciencia y de corazón de un verdadero ser humano, pero también del contexto social para contar con un barrio verdaderamente ejemplar.

Por: T.C. Carlos Humberto Rojas Pabón

“Un compromiso de Corazón”