Ese el mensaje que busca transmitir la Policía de infancia y Adolescencia del municipio, institución que aprovechando el inicio oficial de las fiestas de fin de año durante este siete de diciembre, lanzó su campaña de concienciación para prevenir la compra, venta y uso de este producto en las celebraciones decembrinas.


sena-1-3.jpg

Bajo el lema “Ten una buena idea, por tu seguridad la pólvora no debes usar”, los uniformados hacen gala de sus dotes artísticos por medio de una dramatización en la cual orientan a los padres de familia sobre las consecuencias que podría dejar el uso irresponsable de la pólvora.

“Durante toda la época decembrina vamos a estar en la campaña preventiva del uso de la pólvora, necesitamos que todos nuestros niños, niñas y adolescentes estén lejos de sufrir quemaduras o terminar hospitalizados por ésta situación. La comunidad ha acogido muy bien la iniciativa y han entendido ‘grosso modo’ la problemática que se presenta con los menores, saben que la pólvora es perjudicial para ellos y han reflexionado sobre el por qué no utilizar esos elementos”, explicó la Patrullera Zully Fuentes.

La campaña inició en la comuna dos, especialmente por las zonas comerciales de la Cr. 7 y la Cll. 13, sectores en los cuales se suele comercializar pólvora por estos días. Sin embargo a lo largo de la temporada se espera que se visite cada una de las comunas para alcanzar la meta lograda el año pasado cuando en Soacha no hubo un solo quemado.

Reacción de la gente

La comunidad expresó su total apoyo a la iniciativa emprendida por la Policía, al tiempo que sentó un enérgico rechazo a la presencia de la pólvora en los hogares soachunos durante estas fiestas.

“Es muy interesante porque nosotros podemos aprender a celebrar sin pólvora, en familia, con amor, cariño y muchas cosas importantes sin necesidad de usar este producto que daña a los niños y a nosotros mismos como adultos. Existen diversas maneras de celebrar la navidad con música, bailando, rezando la novena e interactuando con los vecinos”, afirmó Luz Marina Sierra, residente del barrio Compartir.

“Me parece una excelente iniciativa porque todos los años se hacen campañas y siempre sigue lo mismo, pero si se persiste en impulsar esto lograremos el objetivo. Yo no le daré pólvora a mis hijos y al que vea habiéndolo le llamaré la atención, pues por eso hay tantos niños quemados en fin de año”, agregó Alexander Peña, comerciante de la Cll. 13.

Los mismos niños coincidieron en que no les gustaría recibir como regalo luces de bengala, volcanes, totes y otros artefactos que bien los podrían mandar a recibir al ‘Niño Dios’ en un pabellón de quemados:

“Los niños no deben jugar con pólvora porque se pueden quemar, a mi que no me compren pólvora, tampoco me gusta usarla”, concluyó Cristian Salazar.