Con ocasión del mes de la juventud, el programa Soacha Joven en compañía de la Iglesia El Pacto, realizaron ayer en el Teatro Sua un conversatorio denominado ‘Bloqueo y prevención de sustancias psicoactivas’, en el cual se dialogó con los estudiantes de la IE Integrado de Soacha acerca de los riesgos que existen al consumir este tipo de sustancias.


bici-.jpgLa actividad contó con la participación de un promedio de 100 estudiantes que tuvieron la posibilidad de conocer de cerca la experiencia de ex consumidores de drogas que compartieron con los muchachos cada una de sus vivencias alrededor de la farmacodependencia, además de tener una completa orientación sobre la composición, los efectos y el daño de cada uno de los estupefacientes conocidos en la sociedad actual.

“El objetivo ha sido transmitir a los jóvenes un mensaje para que adquieran una responsabilidad respecto al consumo de sustancias psicoactivas. A través del programa Soacha Joven pretendemos enseñar a los participantes las consecuencias de acceder a estas sustancias perjudiciales, por medio de la proyección de videos alusivos al tema, donde se les indica las diferentes maneras de llegar al consumo a partir de la influencia de terceros. Sabemos que es desde la familia donde se debe reflejar lo que los jóvenes hacen en su entorno, es ese el escenario en el que se empieza a aplicar la prevención”, explicó Wilson Laguna, Coordinador de la conferencia.

En este proceso Soacha Joven ha contado con el acompañamiento de la Iglesia El Pacto, institución que ha apoyado el programa de farmacodependencia que maneja el proceso de consejería y orientación a personas víctimas de la drogadicción. “Queremos generar un espacio de reflexión y conocimiento para los jóvenes con el propósito de que ellos puedan decir ‘no a las drogas’, dado que esa es la única herramienta de prevención, y que nunca vayan siquiera a probar ese tipo de sustancias, puesto que es muy fácil que con sólo esto se conviertan en adictos.

Es conveniente generar una fortaleza social que les permita vivir libres de consumos. La idea es sensibilizar a los alumnos para evitar que más sujetos caigan en este fenómeno”, afirmó Edith Moncaleano, representante de El Pacto y Psicóloga del programa de farmacodependencia.

Mentas como antídoto contra las drogas

Uno de los hechos más destacados de este conversatorio fue el instante en el que la mayoría de los presentes en el teatro se acercaron a la tarima principal para recibir una menta con la cual “se vacunaron contra el consumo de drogas”. Fue un acto simbólico que sirvió para generar conciencia entre los asistentes acerca de la importancias de evitar estar en contacto con cualquier tipo de sustancia psicoactiva.

“Con esta golosina hemos ‘inmunizado’ a los muchachos espiritualmente para garantizar que jamás vayan a caer en ese flagelo. Sabemos que los símbolos han sido utilizados muchas veces para hacer el mal a la juventud, pero esta vez quisimos hacer exactamente lo contrario”, recalcó Moncaleano.

La voz de los jóvenes

“Es muy bueno para nosotros que se hagan estas charlas para que podamos conocer más acerca del tema de las drogas, los efectos que estas pueden causar en el cuerpo y los daños que nos pueden ocasionar. Pienso que la determinación de consumir va en cada joven, aunque es bueno dar a conocer estos conceptos para ayudar a evitar que más muchachos lleguen a probarlas”, señaló Luis Galindo, estudiante de la IE Integrado de Soacha.

“Fue una charla muy interesante porque sabemos que dentro del colegio hay mucha gente que consume droga, pero desafortunadamente son pocos los que toman conciencia de las consecuencias que esto trae y precisamente la idea de esta conferencia es que quienes estamos fuera de ese mundo, ayudemos a recuperar a quienes han caído en ese mal”, indicó Milena Moreno, estudiante del colegio.