En medio de una conflictiva zona que por años ha sido estigmatizada, donde abunda el ruido, las construcciones ilegales, la falta de alcantarillado, vías destapadas y por su puesto, la inseguridad, se desarrolló un proyecto que definitivamente le cambió la cara a Soaacha.


Se trata del TecnoParque central del Sena, una llamativo construcción que esconde en su interior tecnología, productividad, preparación y competitividad, y que hoy invitamos a conocer.

Desde aquel 19 de febrero de 2009, día en que se presentó el proyecto del Tecnoparque, se dijo que en los primeros tres años unas 180 mil personas
se beneficiarían de los programas de formación profesional pertinente, de alta tecnología y gratuita de nivel técnico, tecnológico y complementaria, en áreas como tecnologías del transporte, obras de infraestructura y gastronomía, entre otras.

Ese día el Presidente Álvaro Uribe destacó la evolución del Sena en Soacha y dijo que se pasó de capacitar 113 muchachos en el primer año de presencia en el municipio, a 62 mil en 2008.

Por su parte, el Director del Sena, Dario Montoya, aseguró que uno de los objetivos de este centro de capacitación era vincular el mayor número de personas a los programas educativos, teniendo en cuenta que esta zona registra altos índices de inseguridad, de necesidades básicas insatisfechas, situaciones de estrechez económica y una constante migración rural en busca de igualdad de oportunidades.

Cómo es el TecnoParque Central en Soacha?

periodismopublico-102.jpg

El programa TecnoParque Colombia es una red liderada por el Sena para la promoción del talento con compromiso hacia el desarrollo tecnológico, la innovación y el emprendimiento en el país. Ofrece sin ningún costo las herramientas, la asesoría, la infraestructura y los expertos necesarios en un ambiente ecelerador y de apropiación tecnológica para el desarrollo de las nuevas iniciativas de productos y servicios, que se puedan consolidar en empresas o nueva líneas de negocios, fortaleciendo la productividad y la competitividad del país.

El TecnoParque Central de Cazucá entró a formar parte de los ya existentes en Bogotá, Medellín, Rionegro, Pereira, Neiva y Bucaramanga. Tiene una extensión de 49 mil metros cuadrados, de los cuales hay 16 mil intervenidos. Actualmente ofrece formación profesional del nivel técnico y tecnológico en cuatro áreas específicas: Tecnología del Transporte, Centro de Infraestructura y la Construcción, una Escuela de Gastronomía con énfasis en restaurante, mesa y bar, y el concepto de la Tecnoacademia orientada al desarrollo del pensamiento, capacidad crítica y manejo de tecnología con estudiantes de grados séptimo, octavo y noveno.

Igualmente cuenta con zonas verdes donde hay canchas deportivas multifuncionales, gimnasio, cafetería, restaurante y un punto de servicio de atención al ciudadano.

Este TecnoParque Central hace parte de una red liderada por el Sena en todo el territorio nacional, para la promoción del talento con compromiso hacia el desarrollo tecnológico, la innovación y el emprendimiento en Colombia.

Es un espacio diseñado para que los jóvenes de los colegios públicos y privados del municipio y parte del distrito tengan acceso a información, interacción, participación y difusión de las aplicaciones de la tecnología en los diferentes procesos de aprendizaje que imparte el Sena.

Aulas móviles, proyectos productivos, investigación, centros de producción y desarrollo tecnológico, estarán al alcance de una comunidad que tiene el reto de hacer de Bogotá y Cundinamarca, región que concentra el 26,4 por ciento del total de las empresas del país, una fuerza de atracción para la inversión productiva a nivel nacional e internacional.

Su construcción tuvo un costo de $20 mil millones y promete convertirse en el eje de desarrollo para este municipio cundinamarqués, estigmatizado por el desplazamiento, la violencia y la pobreza en sus calles.

El director de la Regional Distrito Capital del Sena, Germán Chaves, destacó la importancia que tendrá el TecnoParque para el sector productivo. Aseguró que “brindará programas de formación pertinentes en ambientes de aprendizaje amplios y dotados con simuladores de tecnología de punta”.

Así mismo exaltó la formación por proyectos, y dijo que «es la metodología en la cual el Sena hoy imparte sus procesos de formación, y que está basada en cuatro grandes premisas: el entorno, el instructor, las tecnologías de la información y el trabajo colaborativo con el objeto de crear un aprendiz solidario, libre pensador, creativo y emprendedor».

«Hoy el aprendiz nuestro, en cualquiera de las especialidades que tiene el Sena, aprende a través de los conocimientos del instructor, pero también de las tecnologías de la información. El Sena ha hecho una gran inversión en conectividad, en equipos portátiles, en herramientas para que los aprendices adquieran toda la información necesaria en sus diferentes tecnologías, en la web, en las páginas sociales, que puedan interactuar información a través del trabajo colaborativo. Ustedes vieron los ambientes de formación: Aulas abiertas, no hay pupitres universitarios, hay es mesas de trabajo colaborativo y fundamentalmente lo que denominamos el entorno, cosas reales, proyectos y soluciones reales como un criterio de aprendizaje», explicó el director regional.

Finalmente dijo que por el TecnoParque de Cazucá pasan diariamente unas 1.500 personas y la idea es que este año la sede pueda atender unos 55 mil aprendices, en la áreas ya mencionadas, las cuales se pensaron como respuesta a las necesidades de la zona, pero que están en función del sector productivo de la región y el país, donde se requiere personal formado, capacitado y profesional.