Una polémica ha generado la construcción de la Urbanización Catalina Muñoz, ya que los habitantes de este sector de la comuna afirman que el proyecto se está construyendo dentro de la ronda técnica del Río Bogotá, sin importar que exista un fallo del Consejo de Estado que ordena reubicar las viviendas de Quintas de Santa Ana por encontrarse en la misma situación.


Convención-MAIS-Soacha-2019

Convención-MAIS-Soacha-2019

Es de recordar que el mencionado fallo fue emitido en el año 2009, y en él se ordena la inmediata reubicación de las familias que habitan en Quintas de Santa Ana, dado que sus casas están ubicadas a 104 metros del Río Bogotá, cuando de acuerdo a lo establecido por el POT del año 2000 y las normas relacionadas que se establecieron luego de que se construyeran y se vendieran las viviendas, se indica que el mínimo de la ronda del Río Bogotá es de 300 metros.

Respecto a lo anterior, vale la pena recordar que precisamente en el año 1995, cuando se compraron las casas y se empezó a habitar el sector, tanto Planeación Nacional y Municipal, como la misma CAR, habían dado su aval para la construcción de la Urbanización Quintas de Santa Ana, teniendo en cuenta que en ese momento no existía una demarcación para establecer el límite de la ronda del Río, sumado a que en ese momento las construcciones se hicieron a una distancia prudente del afluente.

No obstante, aunque el fallo ha sido llevado a segunda instancia y se han utilizado los correspondientes recursos de apelación, el alto tribunal ha reiterado su decisión de mandar a reubicar las casas para su posterior demolición, a fin de ‘liberar’ la ronda del Río Bogotá. Aún así, las viviendas del proyecto Catalina Muñoz se ubican a escasos metros de donde actualmente están las casas de Quintas de Santa Ana, lo que indica que a pesar del fallo, se está omitiendo la norma de los 300 metros de la ronda técnica:

“Me parece un error grave el hecho de que el Gobierno y estas organizaciones traigan más gente a habitar acá, sabiendo que nuestras casas están en la ronda técnica del Río Bogotá, y más cuando van a reubicar en ese sector a las familias que resultaron damnificadas por el invierno en el año 2010. El terreno donde están construyendo ya está inundado por el agua del río, y además lo están rellenando con escombros…

… La Administración Municipal sabe el problema que tenemos, pues precisamente en ese lugar (donde se construye el proyecto Catalina Muñoz) iban a construir las etapas IV y V de Quintas de Santa Ana, pero logramos que eso no se llevara a cabo por el problema que hay con la ronda del Río Bogotá. Nosotros que estamos a 104 metros de distancia del Río, vemos que estas casas están siendo construidas a una distancia menor, por lo tanto es una situación que nos preocupa, porque el municipio no nos ha dicho en dónde nos van a reubicar”, explicó Rosendo Quintero, habitante de Quintas de Santa Ana.

“A nosotros nos vendieron estas casas, pero nunca supimos que estábamos dentro de la ronda del Río Bogotá. Si se supone que estamos en alto riesgo y que nos van a reubicar, no entendemos por qué se están construyendo más casas dentro de la supuesta ronda del río. Es más, si estas casas van a ser reubicadas, por qué entonces van a traer más personas a vivir a este sector. Hay cosas que no se han cumplido, se supone que tenemos que salir de acá, pero no sabemos de ninguna decisión respecto de dónde va a ser. A quienes construyen estas casas no les interesa traer a esta gente a pesar de que vayan a estar dentro de la ronda del Río Bogotá, ellos no piensan sino en cumplir con su propósito, sin medir las consecuencias que van a tener las personas que van a vivir ahí”, agregó Esperanza Cruz, residente de Quintas de Santa.

Lo cierto es que mientras se habla de la inminente reubicación de las familias de Quintas de Santa Ana, todavía se desconoce cuál será el destino de estas, pues es incierto el lugar donde van a ser reubicadas. Mientras tanto, y por encima de los argumentos de los vecinos de Quintas, la Urbanización Catalina Muñoz continúa avanzando en su construcción.