El denominado ‘gurú’ de la fabricación y tráfico de armas sería el responsable de ensamblar y vender fusiles, ametralladoras, lanzagranadas y otros elementos para organizaciones criminales. Tenía una floristería en Bogotá como fachada.

La Fiscalía General de la Nación puso en evidencia al denominado ‘gurú’ de las armas. Se trata de Carlos Alberto Zuluaga Arroyave, quien sería uno de los mayores fabricantes y traficantes de armas de fuego para las organizaciones criminales.

Este hombre habría completado casi 15 años en la obtención, ensamblaje y venta de armas. Los elementos de prueba indican que, supuestamente, conseguía fusiles, ametralladoras, lanzagranadas, entre otros elementos, que eran extraídos de sedes militares en Cundinamarca, Tolima y Meta; así como en el mercado clandestino.

Al parecer, preparaba las armas en un taller artesanal que tenía en su lugar de residencia y, posteriormente, las comercializaba a las estructuras del ‘Clan del Golfo’ en Antioquia y Córdoba, a las disidencias de las FARC en Meta, Caquetá y Cauca; y al ELN en el suroccidente del país.

Llamó la atención en la investigación que Zuluaga Arroyave, presuntamente, vendía de manera paralela armas a los grupos disidentes y al ELN en Cauca, para que se enfrentaran entre sí por la disputa de las rutas del narcotráfico.

El ‘Gurú’ de las armas, como sería conocido por la criminalidad, fue capturado junto a su esposa, Rosa Helena Maya Ramírez, en el barrio Normandía, en el occidente de Bogotá. El inmueble tenía como fachada un establecimiento comercial de arreglo florales; sin embargo, en el lugar se encontraron el taller para el ensamblaje de las armas y algunas piezas para fusil.

Un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales imputó a la pareja delitos como: concierto para delinquir; fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las Fuerzas Armadas o explosivos; y enriquecimiento ilícito de particulares.

Los procesados deberán cumplir medida de aseguramiento en centro carcelario.