Muchos le reclaman al alcalde Juan Carlos Saldarriaga porque en campaña aseguró que no cerraría los cruces de la autopista, pero ahora lo que se ve es todo lo contrario

Uno de los principales cruces que los soachunos utilizan es el de la calle 13, pero desde hace un tiempo está cerrado sin explicación alguna. “Colocaron maletines de plástico color naranja para que nadie cruce, además todos los días hay un AVE informando que se debe ir hasta moteles si se desea ingresar a los barrios del suroriente. No entendemos ese perjuicio tan grande para quienes vivimos en la parte de arriba de la autopista”, dijo Ismael García, residente en la comuna seis.

La decisión de la Alcaldía de Soacha, a través de la Secretaría de Movilidad, perjudica a los residentes porque los obliga a dar una vuelta que, dependiente del trancón de la autopista, puede durar entre 10 y 20 minutos. “Es absurdo porque lo hacen perder tiempo y hasta arriesgarse a accidentes, no entendemos la razón de perjudicar así a la gente”, añadió un residente de las Villas.

Pero la comunidad exige no solo que se abra el cruce de la calle 13. “El del Altico también lo cierran por días y para ingresar a la avenida 3M hay veces toca ir hasta la 18 a dar semejante vuelta”, aseguró Ismael Perdomo, residente de Hogares Soacha.

Lo cierto es que la Alcaldía de Soacha está causando un enorme daño a los residentes de Soacha por aplicar unas medidas incoherentes que en nada aportan a la movilidad de la ciudad.