Los espacios serán reconstruidos, pero familias damnificadas por el invierno no serán reubicadas.


La Asamblea de Cundinamarca autorizó al gobierno departamental la adquisición del terreno la Ceiba y durante los próximos nueve meses la Gobernación de Cundinamarca deberá realizar los procesos de contratación y traslados presupuestales para la ejecución del proyecto.

Sin embargo, el presidente de la Asamblea de Cundinamarca, Hermes Villamil, advirtió que las 60 familias que también resultaron afectadas en la emergencia del 18 de abril de 2011 no podrán ser reubicadas porque en ese terreno no está permitido construir viviendas.

“Esto lo tienen que resolver la CAR, el Concejo y el alcalde de Útica mediante la aprobación de un nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT) para que sea permitida la construcción de un plan de vivienda allí. De lo contrario, es imposible”.

Según Villamil, solo hasta ahora se logró autorizar el uso de ese terreno por parte del municipio de Útica, pues fue necesario subsanar problemas legales que tenía el predio.

Agregó que en junio de este año los procesos de contratación deben estar listos y a más tardar en seis meses, deberán comenzar las obras de reconstrucción.

Fuente: El tiempo.com