Javier Antonio Piña Camacho no podrá ingresar a Colombia por 10 años.

En la tarde del 2 de julio se registró un enfrentamiento entre una patrulla de la Policía de Tránsito y un grupo de ciudadanos, entre ellos dos venezolanos que agredieron con palos a los uniformados, quienes respondieron disparándoles hacia las piernas.

El procedimiento, que fue criticado tanto por la agresión de los extranjeros como por la reacción de las autoridades, se registró en Tocancipá, Cundinamarca.

Aunque en un principio a los venezolanos se les sindicó de agresión a funcionario público, un juez decidió no judicializarlos, por lo que Migración Colombia procedió a expulsar inicialmente a Javier Antonio Piña Camacho, quien salió del centro médico donde se recuperaba, al ser considerado como un peligro para la ciudadanía.

«La decisión fue tomada por la Regional Andina de Migración Colombia, luego de que el Juez Promiscuo Municipal de Gachancipá decidiera no imponer una medida privativa de la libertad al extranjero, quien se espera fuera judicializado por el delito de violencia contra servidor público y lesiones personales», se lee en un comunicado emitido por la autoridad migratoria. 

Javier Antonio Piña Camacho fue notificado de su expulsión del país y de la prohibición, por 10 años, de ingresar a Colombia. Después de este lapso, si quiere regresar, tendrá que gestionar la visa ante la Cancillería de Colombia.

«De acuerdo con el dictamen médico, el ciudadano venezolano se encontraba estable, sin signos de bajo gasto, estabilidad macro circulatoria, no signos de respuesta inflamatoria, así como tampoco aumento en el hematoma izquierdo de la región de tercio proximal del muslo, por lo cual se le da salida sin ninguna novedad y se le pide continuar el uso de medicamentos», informó Migración sobre el estado de salud de Piña Camacho.

Piña Camacho fue trasladado hacia la frontera con Venezuela, en donde se hizo efectiva la medida de expulsión en su contra.

Fuente: ElTiempo.com