Al igual que sus colegas de Cootransucre, los conductores de la empresa Coopcasur viven un verdadero calvario debido al riesgo al que deben someterse, por cuenta de los hurtos y los atracos de los que constantemente son víctimas cada vez que hacen un viaje hasta este sector de la comuna cuatro.


Según relataron algunos conductores, a los cuales se les reserva su nombre por motivos de seguridad, la situación se ha vuelto crítica, teniendo en cuenta que se han convertido en el ‘conejillo de indias’ de los delincuentes que frecuentan la ruta que a diario recorren, en sectores como Julio Rincón, Luis Carlos galán y Villa Mercedes, sin que hasta ahora existan acciones concretas por parte de la Policía:

“La verdad que se ha vuelto una verdadera odisea viajar hasta Santo domingo, todos los días trabajamos con el temor de que alguno de esos delincuentes nos quite el dinero que logramos hacer en cada viaje, sin olvidar que sumado a eso también está el riesgo de que alguno de nosotros sea herido y hasta asesinado en uno de esos atracos”, explicó un conductor de Coopcasur.

“Uno lo piensa dos veces antes de tomar rumbo a Santo Domingo, esa loma se ha convertido en un verdadero peligro para nosotros, y a pesar de que afortunadamente a mí no me ha pasado nada, sí he conocido de casos de varios compañeros que han vivido en carne propia las acciones de estos delincuentes, sin que desafortunadamente haya acciones o medidas de choque por parte de la Policía”, agregó otro de los transportadores.

“Yo he sido una de las víctimas de estos personajes, hace poco perdí todo el producido de un día entero, justo cuando subía a Santo Domingo por el lado de Villa Mercedes. Aparte de las pérdidas económicas que uno tiene, está el riesgo de que alguna vez, en medio de esos actos, pueda ser herido y perjudicado de por vida. Lo más triste es que la Policía no nos ha ayudado mucho”, expresó otro de los conductores.

Ferrer González, miembro del Consejo de Administración de Coopcasur, aseguró que semanalmente están atracando de dos a tres vehículos, explicando que los delincuentes atacan en el sector de Julio Rincón vía a Santo Domingo, pasando por los barrios Luis Carlos Galán y Villa Mercedes:

“Con esta problemática llevamos mucho tiempo, sin embargo hay veces, como ahora, en las que el problema se agudiza, pues hay temporadas que son más difíciles que otras. Lo más grave es que siempre atracan a los conductores, porque con los pasajeros no se meten. Los delincuentes se roban el producido del día, adicionalmente, cuando uno denuncia los casos, la Policía realiza operativos y hace presencia por el momento, pero después de que la tensión baja, hace rondas esporádicas y no vuelve al sitio”, sostuvo González.

A la par con la difícil problemática de seguridad que se vive en la ruta hacia Santo Domingo, el directivo de Coopcasur manifestó que existe otra problemática con el transporte informal, que hasta el momento no ha sido controlada debidamente por las autoridades, a pesar de que en varias ocasiones se ha denunciado el fenómeno:

“Estos vehículos están trabajando prácticamente las 24 horas del día, nosotros estamos endeudados con los vehículos nuevos, y los conductores ya no aguantan para pagar las cuotas de rodamiento de los buses. Las autoridades no prestan atención a ese tema. Por esta razón si no hay medidas, lo próximo que van a hacer los conductores, es atravesar los carros en la Plaza Principal de Soacha. Hemos radicado varias cartas en muchos lados informando sobre nuestra situación, pues son más o menos 25 vehículos particulares los que trabajan desde la Autopista hacia arriba, con mayor frecuencia en horas de la noche…

…La Dirección de Transporte y la Policía dicen que van a tomar correctivos frente a este asunto, pero no vemos que se haga algo en concreto, pues en otros lados como Quintanares, pasa exactamente lo mismo sin que nadie preste la más mínima atención. Hay otras zonas críticas como Terragrande, desafortunadamente vemos que en la actual Administración se ha dejado que el problema avance”, concluyó Ferrer González.