Culpan a trabajos que realiza la Empresa de Acueducto en la zona. Los inquilinos abandonaron las casas y las personas se están enfermando.

Desesperados se encuentran los habitantes del barrio Villa Sandra en la comuna cuatro de Soacha, dicen que ya no soportan más la problemática con las aguas residuales porque se están enfermando.

Periodismo Público evidenció y fue testigo de la precariedad de la situación y de las complejas condiciones que enfrentan los habitantes del barrio Villa Sandra, de los malos olores y de ver cómo en medio de las calles se encuentran charcos de aguas residuales estancadas, llenas de mosquitos, y de la circulación y acumulación de estas mismas dentro de las casas, lo que conlleva a que los habitantes hayan empezado a enfermarse y aparezcan con picaduras e infecciones.

Según los residentes del sector, su problemática inició hace alrededor de un año cuando contratistas de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá empezaron a romper las calles para cambiar las tuberías del viejo alcantarillado. “El problema está en que ellos instalan la red principal y la tapan, y como al mes comienzan a romper para hacer las acometidas, entonces ¿a dónde va a caer toda el agua de dichas acometidas?, pues a la tierra, y eso se está filtrando por todas las casas porque ellos no están conectando las aguas directamente al tubo madre”, expresó un habitante.    

Los habitantes dicen que ya han intentado hablar con los contratistas de la Empresa de Acueducto pero que ellos siempre le restan importancia a la gravedad de la situación.

La señora Rosmira Bermúdez, quien vive del arriendo de su casa, se siente muy afectada por esta problemática debido a que estas aguas residuales empezaron a introducirse en su vivienda, y como ella misma lo expresa, no es humedad ni pequeñas filtraciones, sino arroyos completos que sacaron corriendo a sus inquilinos, y además de dejarla sin su sustento económico, el agua está a punto de destruir por completo su inmueble.

Rosmira manifiesta que habló con una de las ingenieras de la Empresa de Acueducto, quien le dijo que tenía que esperar a que rompieran la parte de atrás de donde se ubica su casa, y que la situación se resolvería en aproximadamente ocho días, sin embargo, ya han pasado tres meses y no obtenido una respuesta efectiva.

Por ello, la comunidad de este barrio, que dice reconocer el trabajo que ha venido haciendo el alcalde de Soacha, le pide que intervenga y no los deje solos con esta problemática, ya que, según ellos, la empresa de Acueducto de Bogotá no muestra interés en hablar con los afectados y menos en brindarles una pronta solución.

 Según la funcionaria de servicios públicos de Soacha, Gladys Gómez, lo que la Alcaldía Municipal hizo fue otorgar el proyecto de acueducto y alcantarillado del barrio Villa Sandra a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, y es esta empresa a través de un contratista la que lo está ejecutando, por lo tanto, son ellos los que primeramente deben hacer la supervisión.

Sin embargo, en vista de tantas inconformidades que se han presentado, la alcaldía ha empezado a hacer seguimiento y veeduría para ver qué es lo que está pasando, recaudar todas las quejas presentadas y escalarlas al acueducto para buscar una solución.

Mientras tanto, los habitantes de este barrio de la comuna cuatro de Soacha continúan a la espera de una pronta y real solución, soportando las precarias condiciones en las que se encuentra este sector por culpa de un trabajo mal planeado y ejecutado por la EAAB.

Por Sary Tovar