Cinco integrantes de la red fueron capturados por entrar de manera ilegal más de 747.000 cajetillas de cigarrillos de contrabando entre 2018 y 2021.

Se trata de Carlos Arturo Alzate Loaiza, alias Walter; los hermanos Diego Fernando y Jorge Andrés Tavera Velásquez; Carlos Arturo Vélez Cano, alias El viejo o El Cucho; y Luis Jeferson Garavito León, presuntos responsables del ingreso ilegal al país de varios cargamentos de cigarrillos cuyo valor podría alcanzar los $500’000.000. La más reciente incautación alcanzó las 747.250 cajetillas.

Las labores investigativas pusieron en evidencia los roles que cumplían los presuntos integrantes de la red, al igual que las maniobras a las que recurrían para mover y vender la mercancía.

Al parecer, luego de entrar a territorio nacional, los cigarrillos eran almacenados en bodegas de La Guajira, Magdalena y el Urabá antioqueño. Posteriormente, los hoy procesados, supuestamente, se encargaban de coordinar el traslado en camiones a Medellín, ciudades del Eje Cafetero y municipios del norte del Valle del Cauca, donde eran distribuidos en el comercio local.

Los señalados involucrados en esta actividad ilegal fueron capturados por la Policía Fiscal y Aduanera (POLFA) en Pereira (Risaralda). La Fiscalía les imputó los delitos de favorecimiento y facilitación del contrabando, y concierto para delinquir.

Por disposición del juez de control de garantías, Alzate Loaiza y los hermanos Tavera Velásquez deberán cumplir medida de aseguramiento en centro carcelario. Los otros dos procesados seguirán vinculados a la investigación.