En el gobierno de Juan Carlos Nemocón se prometió un sistema de alimentación provisional para Transmilenio pero nunca se cumplió. Ahora, el actual alcalde habla de un estudio que supera los 1.500 millones para conocer qué sistema le conviene más a la ciudad.


En medio de la incertidumbre de los usuarios por suplir el gasto que les implica llegar hasta la estación San Mateo, el alcalde municipal Eleázar González aseguró que, junto a la gobernación de Cundinamarca, se está realizando un estudio que supera los $1.500 millones con el fin de buscar estrategias para mejorar el servicio.

El mandatario sostuvo que se están rediseñando ciertas rutas con menor costo para el usuario para que estos lleguen sin problema a las estaciones de TransMilenio.