Un año después del inicio de la pandemia, muchas familias claman ayuda del Distrito por la crisis económica que enfrentan.

En Ciudad Bolívar y Suba muchas familias piden ayuda y los ciudadanos afirman que están atravesando difíciles condiciones económicas debido a la pandemia, situación que empeora con el confinamiento. Muchos no han podido conseguir empleo y han subsistido con trabajos informales.

La Alcaldía de Bogotá dijo que la capital tiene más de 832.000 familias en condiciones complicadas de pobreza y vulnerabilidad, pero aseguró que la información ya está recaudada.  “Durante estos meses han recibido giros de la alcaldía y los seguirán recibiendo en el marco de Ingreso Solidario y Bogotá Solidaria en Casa, un programa conjunto con el Gobierno Nacional que busca llegar a los hogares pobres y vulnerables”.

Pero a pesar de la afirmación de la alcaldía, muchas familias continúan pidiendo ayuda porque afirman no tener ni para el diario, y más aquellas en donde hay más de cuatro miembros en la misma vivienda.

El Distrito aseguró que al inicio de la pandemia se priorizó la entrega de mercados porque no estaban censados ni había información de contacto, y justamente esa entrega se aprovechó para recolectar datos y hoy se trabaja con transferencias monetarias, que para hogares pobres es 240.000 pesos y familias vulnerables de 160.000 pesos.

Sin embargo, siguen apareciendo trapos rojos en muchas viviendas de la capital, como símbolo de necesidad en medio de la crisis que atraviesa la capital y el país.