Xuachagra-Casa Popular, es un centro de educación comunitaria y popular que se encuentra ubicado en el barrio Julio Rincón, en la comuna 4 del municipio de Soacha.

Hace algunos días se dio la reactivación de Xuachagra-Casa Popular, un lugar donde se van a realizar actividades de compostaje, huerta, charlas populares entre otras.

Daniela Varón, una de las integrantes de este proyecto, comenta que arrancaron con la tercera Escuela de Agricultura Urbana “Tejiendo Semillas de vida”, que se estaba desarrollando en el colectivo Tejiendo Territorios. Y fue desde allí que se interesaron en transmitir saberes acerca de la agricultura urbana, para que las comunidades puedan gestionar.

Ella comenta que han tenido distintos altibajos que no dejaron arrancar el proyecto, como la pandemia, el paro y las movilizaciones sociales. Sin embargo, se encuentran motivados a retomar y entre lo que tienen contemplado se encuentra una biblioteca comunitaria, que sirva como espacio educativo para la comunidad.

Un espacio para charlas populares

Denis Acosta, otra de las integrantes de este proyecto, manifiesta que Xuachagra-Casa Popular es un espacio que se gestiona desde la UP, en donde han realizado encuentros con diferentes actores de la comunidad, como es el caso de los vendedores informales.

Ella manifiesta que la huerta antes de ser trabajada, era un terreno baldío, y por eso se han dado a la tarea de estructurarla. Además, considera, que en el municipio existe una situación de “precarización laboral y de la vida digna” para las mujeres, niños, niñas, y la población en general. Por ello han gestionado este espacio para que todas las personas puedan encontrar herramientas que subsanen vacíos, que a su juicio, ni la alcaldía ni otros entes van a poder mejorar.

Denis indica que la huerta ha dado hortalizas, granos, pero, sobre todo, una posibilidad para buscar soluciones a las problemáticas que presenta la comunidad. Ellos son conscientes que existen varias huertas en todo el municipio, y por eso le apuestan en un futuro a crear una red de huertas, con lo cual puedan tener una incidencia no solo en la cotidianidad, sino a nivel municipal, y de esa forma logren generar estrategias que en verdad dignifiquen la vida de toda la población.

Este es un espacio que se encuentra disponible para todas las personas que deseen acercarse, trabajar en la huerta, charlar e intercambiar saberes. Para los integrantes de Xuachagra-Casa Popular es importante poder constituir la huerta como un aula ambiental para la comunidad. Además, esperan transformar la casa para que sea un lugar ameno, donde haya espacio para el arte, la educación y que la comunidad se apropie y trabaje en su adecuación.

Voluntarios trabajan en recuperación de la huerta

Denis y Daniela indican que son conscientes de las distintas condiciones que imposibilitan que los jóvenes, en especial, puedan hacer un aprovechamiento del tiempo libre, lo cual los puede llevar a realizar otras actividades poco constructivas. Es por ello, que invitan a todas las personas que desean participar en las actividades de Xuachagra-Casa Popular, para que los contacten a través de su FanPage. Además, quienes deseen donar libros, pintura, sillas o cualquier herramienta que se pueda utilizar en este espacio, también se comuniquen a través de ese medio.

Por Cristhian Cañón Ramos