Destrozado está el pavimento de algunos tramos de la denominada vía 3M en el centro del municipio, a raíz del constante tráfico de volquetas, camiones, tractomulas y carrotanques, pese a la ‘supuesta’ prohibición al tránsito pesado, amparado en una señal que, ni la Policía ni la Dirección de Transporte hacen valer.


Es lamentable que la única vía, a parte de la Cra. 7, que por años se mantuvo en buen estado, ahora esté destrozada por la negligencia de las autoridades que hacen caso omiso al tráfico pesado constante que transita por allí. Pero resulta paradójico que la mayor parte de carrotanques y volquetas que pasan por la deteriorada avenida 3M, sea con rumbo o provenientes de los proyectos de vivienda que se construyen por la vía Indumil.

Para los habitantes del sector, la misma alcaldía, la Policía y la Dirección de Transporte son cómplices del destrozo de la vía, ya que hacen caso omiso a la prohibición y no aplican control alguno.

“La Policía de tránsito no hace nada, tampoco la alcaldía. Claro, como son los constructores ahí sí son permisivos, pero apuesto que si fuera un pobre ciudadano de bien, ahí sí caían como águilas para sacarle multa y llevarse el carro para los patios”, dijo un habitante del barrio Satélite.

“Lo que pasa es que a los constructores no los tocan, como todos comen del mismo plato nadie hace nada, ni la alcaldía, ni la Policía ni la oficina de transporte. Esas volquetas y carrotanques pasan a toda hora, inclusive a altas horas de la noche y de la madrugada, y miren los resultados, nos acabaron totalmente la vía”, agregó Martha Pimiento, habitante del sector.

“Aquí en este sitio se hacen los policías a partir y sacarle parte a cuanto carro se les atraviese, pero a las volquetas no les hacen nada. Es un abuso y un atropello de ellos. Yo he sido testigo que en esta esquina (Dg. 6 con Av. 3M) la policía hace retenes y viene con las grúas a llevarse los carros, pero a las volquetas las dejan pasar como si tuvieran un permiso especial para acabar con la vía”, indicó otro residente del sector.

“Tristemente esas son las autoridades que tenemos. Actúan cuando les conviene, cuando hay platica, pero cuando hay intereses de por medio, como en este caso, porque a las constructoras no las tocan, ahí si no hacen nada. Aquí hay que decirlo, la culpa es del alcalde Nemocón que no tiene autoridad alguna, y de la misma Policía porque solo hace los operativos que les conviene”, agregó Gustavo Torres, habitante de Villas de Santa Rosa.

Pero a pesar del inconformiso y del triste panorama que hoy muestra la vía 3M, todas las autoridades hacen caso omiso y permiten que el tráfico pesado siga destrozando el poco pavimento bueno que queda sobre la avenida, la misma que durante años permaneció en buen estado, pero que ahora por las construcciones de vivienda, se ha deteriorado totalmente.