Durante seis meses, docentes cundinamarqueses realizaron un diplomado para manejar el conflicto a través de la práctica del yoga el cual fue utilizado también para el proceso de resignificación de los manuales de convivencia y la semana institucional.


A través de un recorrido por las buenas prácticas emocionales, el manejo de la respiración, la voz y el movimiento, 55 docentes coordinadores de convivencia y psicorientadores de las instituciones educativas oficiales en los municipios no certificados de Cundinamarca, culminaron con éxito el diplomado en prevención y manejo de la violencia en las IED.

“Dedicación, empeño y juicio, fue lo que demostraron los docentes de Cundinamarca durante seis meses”, manifestó, María Adelaida López, directora de la Fundación Dunna y encargada de acompañar el proceso de formación basada en competencias para manejar la violencia intraescolar-matoneo, y posteriormente aplicarlas con los estudiantes en el aula de clase.

Según explica María Adelaida, actualmente el yoga es utilizado en el mundo en contextos educativos y su efecto ha sido medido por diferentes investigadores. “Por ejemplo, un estudio controlado aleatorio (ECA) realizado por Khalsa y sus colegas (2012) para evaluar los efectos del yoga en la salud mental de jóvenes mostró una disminución de la rabia y la fatiga en quienes practicaron yoga” agrega.

Para la coordinadora de la IED Calixto Gaitán del municipio de La Palma, fue una experiencia satisfactoria desde todo punto de vista. “La Palma es un municipio que fue azotado por la violencia y los niños que formamos son los hijos de las víctimas directas del conflicto. He podido trabajar con los chicos en el aula de clase y enlazarlo con la malla curricular, ha sido excelente y la aceptación por parte de los estudiantes mucho mejor”, manifiesta.

Durante la graduación, los coordinadores y orientadores expusieron seis experiencias significativas que fueron replicadas durante la formación en las instituciones educativas.

Otro de los puntos importantes abordado por los docentes fue la aplicación del yoga y sus buenas prácticas en la resignificación de los manuales de convivencia y la semana institucional, uno de los propósitos del Plan de desarrollo “Cundinamarca Calidad de Vida”, para lograr arraigo, identidad y sentido de pertenencia. Para la Secretaría de Educación de Cundinamarca, este es un momento importante para brindar herramientas y fortalecer la creación de los manuales de convivencia, para formar mejores cundinamarqueses en ambientes educativos de calidad.

Para este diplomado se diseñaron 15 cápsulas de yoga, con facilidad para replicar en el aula, basadas en 8 competencias ciudadanas para la prevención de la violencia escolar y la promoción de un clima escolar sano: atención, identificación de emociones, autoestima, manejo de la ira, autocontrol, asertividad, empatía y pensamiento crítico.

El diplomado de prevención y manejo de la violencia en las IED, se realizó gracias al contrato celebrado entre la Gobernación de Cundinamarca, a través de la Secretaría de Educación, y la Corporación DUNNA-Alternativas Creativas para la Paz.