Con el lema, “amo la vida, respeto la diferencia”, los estudiantes de 30 instituciones educativas de Zipaquirá declararon su rechazo a cualquier práctica de intimidación, violencia o acoso en las aulas.


En las palabras de los estudiantes nunca se emplearon términos como bulliyng o matoneo, por el contrario, en los documentos que leyeron públicamente los jóvenes se hicieron mensajes invocando el respeto, el diálogo, la participación, el amor a la vida y el respeto por la diferencia.

Durante la jornada académica los más de 20 mil estudiantes de estas instituciones se dedicaron a reflexionar sobre las fórmulas para cambiar las conductas inadecuadas y adoptar comportamientos favorables a una convivencia pacífica en las aulas y fuera de ellas.

El plantón juvenil fue acompañado por los rectores y docentes de las instituciones además del obispo de la diócesis de Zipaquirá Héctor Cubillos Peña y el alcalde de la ciudad Marco Tulio Sánchez, quien hizo un llamado a una buena comunicación de los jóvenes con sus padres, sus docentes y con las autoridades: “Díganos qué necesitan o qué quieren”, les dijo el mandatario local a los estudiantes concentrados en el parque principal de la ciudad.