La odisea del Transmilenio para Soacha

Hay incertidumbre en la fecha de entrega de la troncal

Sábado 26 de marzo de 2011




Luego del recorrido realizado ayer por autoridades y entidades involucradas en la construcción de la troncal para Soacha, quedó claro que no hay seguridad que el Transmilenio comience a operar este año en el municipio, ni siquiera en su primera fase.


La construcción de la troncal de Transmilenio en Soacha se ha convertido en el mayor dolor de cabeza para la comunidad debido a las demoras en su construcción, cierres viales, incomunicación y al caos que en algunos sitios han generado los trabajos.

Otro aspecto importante a tener en cuenta son sus recursos que han sido afectados en razón a los costos financieros por más tiempo de obra. El Conpes y el convenio de financiación inicial para el municipio hablaban de una cifra cercana a los 20 mil millones de pesos. Sin embargo los retrasos e inconvenientes presentados por el camino, obligaron al gobierno a sacar un Conpes de seguimiento y modificación, y a adicionar un otrosí nuevo en el convenio de cofinanciación para incorporar otros 20 mil millones. Es decir que la inversión para la obra Transmilenio se duplicó, tanto para el municipio como para la gobernación y la nación.

La disculpa ahora es la construcción, tanto del colector Cazuca como del interceptor, obra que nunca se planeó ni se tuvo en cuenta inicialmente. Ya la Empresa de Acueducto de Bogotá se había comprometido en la audiencia realizada en el teatro Sua el pasado viernes 23 de julio, cuando el mismo gerente de la zona cinco prometió iniciar los trabajos en octubre y entregar la troncal en su primera fase el próximo mes de mayo. Pero todo resulto mentira y ‘una burla para la comunidad de Soacha’.

A dos meses de la meta trazada para entregar la troncal hasta el tropezón, la construcción del colector e interceptor aún no comienza y según la misma Empresa de Acueducto, los trabajos tardarían alrededor de seis meses (obviamente si hace buen tiempo y no se presentan inconvenientes). Pero el problema es que el acueducto ha cambiado en repetidas ocasiones las cifras del costo total de la obra, y ahora manifiesta que no tiene todos los recursos para su realización. Actualmente se habla de un valor cercano a los 70 mil millones de pesos.

Lo cierto es que por negligencia y falta de seriedad de la Empresa de Acueducto, al municipio y el departamento les tocó contribuir en la consecución de los recursos para que cuanto antes se inicie la construcción de dicho colector e interceptor, y así poder habilitar de una vez por todas la troncal.

Para el arquitecto José Luis Rocha, de la Secretaría de Infraestructura de Soacha, es claro que las obras han tenido inconvenientes serios en la contratación.

“El Inco es la entidad del orden nacional que maneja la contratación y la Concesión Autopista Bogotá-Girardot es la responsable de la construcción, pero los inconvenientes han salido es de la contratación, sumándole los temas de redes de acueducto y alcantarilladlo, especialmente que por alguna imprevisión desde los diseños iníciales no contempló los grandes problemas de alcantarillado que tiene Soacha, pero que discurren de la Autopsita, entonces hay que aprovechar que se están haciendo las obras para después no tener que dañarlas. Hay que hacer los alcantarillados definitivos que vienen desde Altos de Cazucá hasta la parte sur y occidental de Soacha para que todas las aguas lluvias y servidas dejen de causar las inundaciones que siempre han afectado a este sector”, manifestó el arquitecto.

Para Rocha es infortunado que la administración no tenga injerencia ni en las obras, ni en la contratación, ni en la interventoría. “Sabemos que estamos dentro del territorio de Soacha, que hay aportes de muchísimo esfuerzo que hace el municipio y la gobernación, pero los manejos contractuales, los controles, las supervisiones y las interventorías están a cargo de los entes nacionales, entre ellos el Instituto de Concesiones”.

Es evidente que la fecha de entrega de la troncal está ‘en veremos’, mientras la comunidad espera pacientemente un servicio que como dicen muchos, “seguramente cuando llegue servirá de muy poco porque el sistema ya está colapsando en la capital de la República”.

Ver compromisos: Hasta mayo de 2011 entraría en operación primera fase de Transmilenio en Soacha

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios no reflejan la opinión de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.