Informe especial

La red primaria del país avanza por la ruta de las megaobras

Martes 3 de noviembre de 2009




Menores tiempos de viaje, costos de operación e índice de accidentalidad, son algunas de las grandes ventajas que traerán para el país la culminación de las megaobras como túneles, viaductos y puentes que adelanta el Ministerio de Transporte en los distintos puntos del país.

En la Red Vial Primaria, desde el año 2002 se vienen construyendo a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, un total de 49 túneles que suman una longitud aproximada de 55 kilómetros. De estos sobresalen el Túnel de la Línea, el Túnel de Occidente (en operación), el Túnel de Daza y el Túnel de Sumapaz, éste último se espera que entre en funcionamiento en febrero de 2011.

Desde el año 2002 se ha contratado la construcción de 220 puentes que suman una longitud aproximada de 21 Km, de los cuales 83 se han contrado por obra pública (Invias) y el restante, es decir, 137 a través de los contratos de concesión. Sobresaliendo por su magnitud y complejidad técnica, los viaductos de Bendiciones, Vibora, Tres Chorros en la vía Buga – Buenaventura; los viaductos de Pericos, La Salada, Cajones y Cerrajosa de la Vía Ibagué – Cajamarca; así como, el viaducto El Helicodal de la concesión Armenia – Pereira – Manizales y será puesto en servicio parcialmente en diciembre, entrando en operaciones plenas en enero de 2010.

Ya hay luz al final de los túneles

Ante la inminente entrada de tratados de libre comercio, el Gobierno Nacional a través de Invías o con la participación del sector privado, por medio del Inco, ha priorizado la ejecución de una serie de megaobras para el mejoramiento de la infraestructura vial del país, tales como túneles, viaductos y puentes.

En ese orden de ideas, había que tomar acciones inmediatas sobre corredores como el de Bogotá – Buenaventura, por ejemplo, cuya importancia estratégica se ve reflejada en las cifras de movilización de carga: 83% de la que se mueve por todo el país, lo que la convierte en uno de los cinco principales corredores de comercio exterior, según análisis del Gobierno Nacional y organismos multilaterales. Con la integralidad y complementariedad de los mecanismos de financiación de infraestructura de transporte, se están adelantando importantes obras e inversiones que buscan fortalecer los niveles de operación y de capacidad de este corredor vial.

El tramo Cajamarca – Calarcá ha sido considerado como un “cuello de botella” para el comercio que se desplaza de Bogotá a Buenaventura, para lo cual es estructuró el proyecto Cruce de la Cordillera Centra (Túnel de la Línea) que actualmente se encuentra en ejecución.

Puntualmente el proyecto Cruce de la Cordillera Centra (Túnel de la Línea) en una primera etapa contemplaba la construcción del Túnel Piloto, obras anexas y la Construcción del Túnel Principal y la construcción de segundas calzadas entre Cajamarca y Calarcá (2008 – 2013) -Ver figura- y en una segunda etapa la construcción del segundo túnel principal (2012 – 2017).

En agosto de 2008, finalizó la excavación de los 8.554 metros correspondientes al Túnel Piloto y de las obras anexas que incluyen entre otros: tres túneles con una longitud total de 1.7 Km., que a saber son: la Estrella (326,5 m), los Robles (882,40) y los Chorros (515 m), así como cuatro puentes cuya longitud suman 125 m. los cuales son: Alaska, Estrella 1, Estrella 3 y Las Robles 2.

Según el Ministerio de Transporte, en este momento el Proyecto Túnel II Centenario se encuentra en etapa de estudios y diseños de las obras de Construcción del Túnel Principal y de la construcción de segundas calzadas entre Cajamarca y Calarcá, los cuales deben ser entregados el próximo 13 de diciembre.

De acuerdo con el cronograma previsto hasta el momento, la obra debe ser entregada el 30 de abril de 2013. Así mismo, entre Ibagué y la Línea se construyeron cuatro viaductos (Pericos, La Salada, Cajones y Cerrajosa), mientras entre Loboguerrero y Buenaventura se van a hacer 10 viaductos, de los cuales sobresalen: Bendiciones, Víbora, Base Militar y Tres Chorros; el primero de éstos (Bendiciones) es el viaducto más largo actualmente en construcción en Colombia, con una longitud de 580 metros y una inversión de $21.400 millones.

Estas obras de ampliación cobran vital importancia desde el punto de vista estratégico para la comunicación entre el centro del país y el Pacífico, como parte del corredor Bogotá – Buenaventura ya que brindará mejores condiciones de estabilidad de taludes, reduciendo el riesgo de derrumbes y cierres de la vía, y garantizará excelentes condiciones de seguridad y comodidad para los usuarios de la vía.

“Los que viene haciéndose en la vía Buenaventura – Bogotá, es sólo un ejemplo de la política gubernamental que busca una mayor competitividad para el país, la cual se evidencia con: Ahorro en tiempos de viaje, en costos de operación vehicular, en la disminución del número de accidentes y en la menor vulnerabilidad ante eventos naturales”, señala el viceministro de Transporte, Gabriel Ignacio García Morales.

Cabe mencionar que los 4,1 kilómetros del túnel de Sumapaz, de alto impacto en la doble calzada Bogotá – Girardot, ya están concluidos y en este momento entró a la fase de revestimiento y pavimentación, la cual se espera termine en el julio 2010. A partir de esa fecha entrará a la etapa final de terminación, la cual contempla el aire, la iluminación y la seguridad. Siendo así, se espera que esta megaobra entre en operaciones plenas en febrero de 2011, cuando el tiempo de tránsito se reducirá en cerca de 40 minutos.

Grandes puentes y viaductos

Las megaobras de túneles se complementan con puentes y viaductos que hicieran de las vías nacionales unas altamente competitivas.

Por eso, entre el 2002 y el 2009 se han adelantando o están en proceso constructivo un total de 220 puentes nuevos, de los cuales 137 son por concesiones. Los departamentos con mayor cantidad de puentes son en su orden: Valle del Cauca, Cundinamarca, Risaralda, Boyacá, Tolima y Cesar.

De las obras mencionadas hay construcciones que por su magnitud y longitud se pueden considerar megaobras. “Se destacan el viaducto de La Estampilla y la Estampillita, el puente Barranca – Yondó y el Puente Helicoidal, que con 404 metros está siendo levantado como parte del proyecto Autopista del Café y será el primero con forma de caracol (de ahí su nombre) en América Latina. Esta infraestructura para poder dar la vuelta atraviesa la montaña y para ello se construirá un túnel de 137 metros y seis viaductos más, en un trayecto de nueve kilómetros entre los sitios conocidos como La Romelia y La Postrera”, asegura el viceministro de Transporte.

La obra está sostenida sobre una serie de ocho pilotes de hasta 27 metros de profundidad con aisladores sísmicos que garantizan seguridad al viaducto en caso de temblores. La inversión de esta obra concesionada es cercana a los 16 mil millones de pesos y demuestra la utilidad que tienen los viaductos cuando surge la necesidad de crear vías que permitan el paso de vehículos terrestres, principalmente en zonas de montañosas, permitiendo el tráfico a mayor velocidad y reduciendo drásticamente tiempos y costos de transporte.
En este momento, el puente ya está concluido, así como el túnel del mismo nombre y que hace parte del viaducto, “se están haciendo las conexiones de boqueroncito al puente, lo que terminará a fines de noviembre.

Ya para mediados de diciembre, debe estar lista la conexión del helicoidal con la postrera, que son 750 metros de carreteable, y quedará pendiente el deprimido entre la postrera y San Germán, el cual debe estar concluido en enero de 2010.

Así, explica el Ministerio de Transporte que en diciembre habría una habilitación parcial del puente para ser entregado en su totalidad en enero, cuando en operaciones normales quienes transiten por allí reducirán el tiempo de circulación por ese punto en 15 minutos.

Este es un espacio de opinión: Este espacio que busca crear un foro de construcción social, de convivencia y reflexión, no es un escenario de ataques al pensamiento contrario. Las opiniones expresadas en los comentarios o artículos de opinión no reflejan el pensamiento o filosofía de PeriodismoPublico.com que no se hace responsable por las consecuencias que ellas pudieren acarrear a favor y/ o en contra de otros usuarios o de terceros, ni garantiza su calidad o idoneidad.