Luego de la reunión realizada esta mañana entre las autoridades de Soacha, representantes de doce empresas de transporte del municipio y delegados de la alcaldía local, donde se acordó comenzar a prestar el servicio por la avenida 68 y la Boyacá, algunos conductores ya están circulando con sus vehículos cumpliendo lo pactado.Según el director de transporte del municipio, William Ardila, se trata de atender la petición del alcalde mayor de Bogotá para mitigar el impacto del paro. «Hemos llegado a la conclusión de concentramos en los terminales de Compartir y San Mateo, y desde allí con la protección policial, ejercer el despacho, inicialmente por la avenida 68 hasta la calle 100 y la avenida Boyacá hasta la 170; es una manera de colaborar con Bogotá y por su puesto con la ciudadanía de Soacha», agregó.

Ardila dijo que inicialmente participarán 12 empresas pero que desde la dirección de transporte se está realizando la gestión para que las 11 restantes también acudan al llamado.

Por su parte el Secretario de Gobierno, coronel Antonio José Ardila, dijo que está garantizada la seguridad, ya que se acordó que 400 hombres de la policía y 38 motorizados aseguren los corredores de Compartir, San Mateo y la Autopista Sur hasta Bosa. Ya en el Distrito Capital la seguridad corre por cuenta de las autoridades capitalinas.

El funcionario dijo también que se está haciendo la gestión para que la póliza que inicialmente Bogotá estableció para los vehículos que prestaran el servicio, se extienda a los corredores y empresas de Soacha.

Participó en esta reunión también el presidente del Concejo Carlos Giraldo, quien se mostró complacido por la actitud de los transportadores de Soacha; dijo que hace cuatro años ocurrió algo similar y fueron las empresas del municipio las que tomaron la iniciativa para terminar con el paro en la capital.

Giraldo explicó que además de las medidas ya mencionadas, se creará un Fondo entre las empresas para atender posibles daños menores a los vehículos como la ruptura de vidrios. «Creo que con esto no solamente se está solucionando el problema de Bogotá, sino que nos interesa que a la comunidad de Soacha también se le resuelva esta situación. Esperamos que los habitantes entiendan que no podemos permitir que personas  que no tienen nada que ver con el tema de transporte aprovechen para saquear el comercio, para provocar caos en la autopista u otros sitios, sino que seamos solidarios y respaldemos a estos transportadores que se atreven a prestar el servicio, obviamente con unas garantías mínimas de seguridad», concluyó el presidente de la Corporación.