Las obras de infraestructura iniciaron la semana pasada y pretenden crear un edificio con más salones de clase y baterías de baño en la Institución Educativa General Santander.


La intención, dijo el alcalde José Uriel González Vargas, es unificar la jornada académica y abrir más espacios de formación para todos los sibateños.

La Administración Municipal desde el programa Infraestructura Social y Comunitaria adelanta una obra de gran impacto para la comunidad educativa. Un edificio con 15 aulas y dos baños está siendo construido en el Colegio Departamental General Santander, sede Bachillerato, para optimizar la jornada académica y brindar más servicios educativos a la comunidad.

La intención de construir el bloque, según el Alcalde, es unificar la jornada académica de los estudiantes de bachillerato del Departamental, y así aprovechar las tardes para el desarrollo de estudios técnicos, incluso, vincular a más universidades para que tengan su sede en Sibaté.

“Son obras de impacto social. Con este trabajo queremos generar una jornada única para bachillerato, y en las tardes traer convenios con el SENA y algunas universidades para que la comunidad pueda disponer de más oferta educativa”, aseguró González Vargas.

Cifras de la Secretaría de Infraestructura informan que la obra tiene por valor total 1800 millones de pesos. El Municipio aporta de recursos propios 600 millones, y el valor restante será gestionado ante el Gobierno Nacional en el Ministerio de Educación.

El contratista de la obra ha ofrecido todas las medidas de seguridad que organiza la ejecución de los trabajos sin incomodar ni poner en riesgo a la comunidad educativa del Departamental. Además se convierte en una nueva oferta de empleo para la mano de obra local.