En nueve localidades de la ciudad se pintarán 2.000 fachadas de casas para mejorar el entorno y generar sentido de pertenencia. La comunidad pondrá la mano de obra.


Una colorida Navidad y fiestas de fin de año tendrán este año cerca de 2.000 hogares de Bogotá gracias a una iniciativa de la Secretaría Distrital del Hábitat, en asocio con la Fundación Mundial.

Hoy, a las 2 de la tarde en el auditorio de la Secretaría Distrital del Hábitat, será presentado el programa ‘Barrios de colores’, con el que se busca mejorar el entorno de sectores populares de Bogotá mediante la adecuación y la aplicación de pintura a las fachadas de viviendas.

María Mercedes Maldonado, secretaria Distrital del Hábitat, indicó que el programa pretende integrar a la comunidad, generar sentido de pertenencia y sensibilizar a la sociedad acerca de la importancia de cuidar y mejorar su entorno.

Según el convenio, la Secretaría del Hábitat aportará la pintura; la Fundación Mundial otra parte de ese material, los kits para la ejecución de los trabajos y la asesoría técnica a través de Pintuco –una de las empresas que conforman el Grupo Mundial–, y la comunidad, la mano de obra.

El convenio contempla, además, la posibilidad de que las personas de los barrios que intervengan en las tareas de pintura accedan, gratis, a capacitaciones técnicas y certificadas en este oficio a través del Sena.

Los 2.000 casas que serán intervenidas se encuentran en las localidades de Puente Aranda, Chapinero, Santa Fe, Ciudad Bolívar, Bosa, Usme, Kennedy, Fontibón y San Cristóbal. Actualmente, en conjunto con directivas de las Juntas de Acción Comunal, técnicos de Pintuco y personal de la Secretaría Distrital del Hábitat, se están efectuando visitas a los barrios para determinar las viviendas que serán pintadas.

Los trabajos, que se efectuarán con material ecológico de máxima calidad, comenzarán a finales de noviembre y se extenderán hasta mediados de diciembre.

Se espera que esta actividad sirva para convertir las zonas mejoradas en puntos de referencia en la localidad y la ciudad, aseguró Nixon Pabón Martínez, subdirector de Recursos Privados de la Secretaría Distrital del Hábitat.

Experiencias similares en otras ciudades muestran que los entornos mejorados amplían la posibilidad de instalar pequeños negocios y vuelven más atractivos los espacios urbanos para distintas actividades, que permiten generar ingresos para sus habitantes.

De acuerdo con la acogida que tenga esta fase del programa ‘Barrios de colores’ se proyectará su ampliación a otras localidades y barrios de Bogotá.