A los inmuebles se les impuso medidas cautelares con fines de extinción de dominio y están ubicados en Suba, Kennedy, Bosa, Mártires, Usme, Rafael Uribe y San Cristóbal, en Bogotá.

Estas acciones se cumplieron en el marco la estrategia ‘Argenta’, dispuesta por la Fiscalía para afectar las finanzas de las estructuras criminales y narcotraficantes.

El material de prueba recaudado da cuenta de que los bienes, avaluados en cerca de 6.000 millones de pesos, habrían sido destinados para el almacenamiento de armas de fuego y estupefacientes, que luego serían comercializados en vías públicas, parques y entornos escolares.

Las propiedades, al parecer, estuvieron al servicio de las redes de microtráfico ‘Zelandia’, ‘Panther’ y ‘Las Amarillas’. A estas organizaciones delincuenciales les han sido capturados y judicializados 46 presuntos integrantes por delitos como homicidio, concierto para delinquir, instrumentalización de menores de edad en la comisión de delitos; y tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.

Los inmuebles afectados con medidas cautelares de suspensión del poder dispositivo, embargo y secuestro,  quedaron a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE).