Cada una tiene un área de 66 metros cuadrados y viene acompañada de laboratorio integrado, comedor, cocina, aula múltiple y área administrativa. Beneficiarán a 2.800 estudiantes.

Lo anterior forma parte de la ampliación hecha a la Institución Educativa Julio César Turbay Ayala, en la comuna cuatro de Soacha.

Los nuevos espacios, distribuidos en tres bloques unidos –uno de dos pisos y los otros dos de tres niveles–, fueron entregados a la comunidad por parte del alcalde Juan Carlos Saldarriaga y la secretaria de Educación y Cultura Gloria Álvarez Tovar.

El mandatario aseguró que «esta entrega significa la reivindicación con los niños jóvenes y adolescentes de la comuna cuatro. Me he comprometido a que todos los estudiantes de este colegio reciban alimentación escolar a partir del próximo año y a que las modernas instalaciones cuenten con una infraestructura tecnológica para una educación de calidad».

La obra, que tuvo una inversión de 9.814 millones de pesos, es resultado de un convenio entre la Administración Municipal y el Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa (FFIE) con aportes del Gobierno Nacional de 4.894 millones de pesos y de la ciudad de 4.920 millones de pesos.

«Estamos muy felices de poder entregar en conjunto con la Administración Municipal esta infraestructura, que es mucho más que ladrillo y cemento. Le estamos cumpliendo a las comunidades para que disfruten de estos espacios maravillosos», expresó Adriana González, gerente del FFIE.

Así quedó la ampliación de la IE Julio César Turbay en Soacha

La construcción, en la que se emplearon más de 80 personas, cuenta con las normas técnicas antisísmicas y para atender todo tipo de emergencias.

«Además lo más importante de esta obra es lo que se viene, el componente pedagógico que estamos preparando para el colegio y para la ciudad. Hemos tenido gran acogida por parte de rectores, profesores y la comunidad educativa en general en el modelo de flexibilización que hemos implementado y diseñado juntos«, dijo la secretaria de Educación Cultura, Gloria Álvarez.

Entre tanto, el rector Gerardo Rodríguez dijo que «para nosotros es muy importante la entrega de estos espacios construidos sobre las ruinas de unas aulas hechas por la comunidad para que sus hijos pudieran estudiar».

Es de destacar que la Administración Municipal ya hizo la entrega de pupitres para las aulas de clase –cada una con área de 66 metros cuadrados– y en la actualidad se avanza en el proceso para la dotación del laboratorio y el restaurante.

En cifras:

• Área total construida: 4.365 metros cuadrados.

• Área de aulas: 2.112 metros cuadrados.

• Área laboratorio: 92 metros cuadrados.

• Área comedor: 464 metros cuadrados.

• Área cocina: 106 metros cuadrados.

• Estudiantes beneficiados: 2.800.

• Inversión: $9.814 millones.