Un expendedor de alucinógenos del sector La María de la comuna tres y con el fin de evitar ser atrapado por la Policía, acudió a sus compañeros que tenían un perro pitbull que fue soltado y enviado a atacar al uniformado.

La fiera mordió el brazo del patrullero y de ahí no lo soltó hasta que llegaron refuerzos policiales y lograron, no solamente desprender los dientes del can de la extremidad superior del agente, sino también capturar al vendedor de alucinógenos.

Alias ‘Garza’, tras ser metido dentro de una patrulla, fue enviado a un centro de reclusión de la población en donde espera el llamado de un juez de la república para que proceda contra el ‘jíbaro’, quien de ser judicializado podría tener cargos por venta de estupefacientes, porte de arma blanca y agresión a la autoridad.

Fuente e imagen de apoyo: extra.com

Fuente Alerta Bogotá