Pese a la situación, se le ha negado el servicio a más de 3.900 estudiantes bogotanos menores de edad.


Según cifras entregadas por la misma Secretaría de Educación Distrital, cerca del 40% de los buses que cumplen rutas escolares viajan sin completar su capacidad máxima de pasajeros.

Para el 2011 se negó el acceso a rutas escolares a 4000 niños y niñas que cumplían con todos los requisitos para recibir este beneficio por no existir cupos , sin embargo, una investigación realizada por la Concejal Martha Ordóñez evidencia que varios de los buses que realizan las rutas escolares viajan con sillas vacías.

Para la Concejal se debe hacer una revisión a la forma como se están manejando las rutas escolares en la ciudad, porque no sólo se están desperdiciando cupos que pueden estar beneficiando a niños y niñas que los necesitan, además juega un papel vital para garantizar el acceso a la educación en una ciudad que crece a un ritmo vertiginoso y presenta nuevos retos en cobertura, teniendo en cuenta que el 22% de los alumnos de colegios distritales por convenio y concesión, estudian en una localidad diferente a la de su vivienda y tan solo el 5% reciben ruta o subsidio para asistir al colegio.

En el 2010 desertaron del colegio alrededor de 35.800 estudiantes y es muy diciente los datos que revela la Secretaría de Educación donde se identificó que el 55% de los que abandonaron sus planteles vivían lejos del colegio.

También se encontró en la investigación que la oferta de cupos en rutas disminuyó para el 2011 en un 11% con respecto al presupuesto destinado para el 2010, de 46.489 millones que beneficiaban a 38.940 niños se pasó a 41.062 millones para atender 35.600 niños.
La disminución de cupos ha afectado principalmente a los estudiantes que habitan en las localidades de Bosa, Suba, Barrios Unidos, Usaquén y Kennedy. Bosa es tal vez una de la localidades que está viviendo una situación crítica, tiene un déficit de 5.000 cupos educativos y el 87% de los colegios oficiales están en sobrecupo, según un informe de la Personería.

La Concejal Ordóñez considera que no se puede seguir disminuyendo recursos para las rutas escolares, además se debe pensar en redefinir requisitos como la distancia de 2 kilómetros y aumentar los cupos en los buses hasta grado noveno en vez de pagar subsidios.

Fuente: Barrios de Bogotá