Así lo manifestó el secretario de gobierno Óscar Rodríguez, quien aseguró además que de no adjudicarse la nueva licitación para suplir de combustible a los vehículos oficiales, a los bomberos y a la Policía, la situación se tornaría delicada y en ese orden mejor renunciará.


Rodríguez dijo que son alrededor de un millón de pesos diarios los que se asignan en gasolina, de los cuales 800 mil son para la Policía.
El rubro de 36 millones que el municipio asignó a través de un contrato de mínima cuantía concluye el 9 de julio, es decir, en 7 días, y como el mismo secretario dijo, el presupuesto se está ‘tasando’ para que alcance hasta esa fecha.

Precisamente el mismo 9 de julio debe adjudicarse la nueva licitación para el suministro de gasolina, pero de no hacerlo, el secretario dijo que prefería renunciar al cargo. “Uno planea para que el dinero alcance, con 800 mil diarios me alcanza hasta el 9 de julio, ya está calculado, pero si a esa fecha no sale la licitación, ahí sí le daría la razón a dos o tres detractores que siempre me acompañan a todas la reuniones, y en ese caso, yo renuncio”, aseguró el titular de Gobierno.

Hay que recordar que el contrato 403 por 1.058 millones de pesos se terminó en febrero pasado. Luego se adendó en 50 millones de pesos más, pero de igual manera el rubro se agotó. Ante la delicada situación y debido a la evidente realidad de que el municipio no tenía cómo suministrar gasolina, se hizo un contrato de mínima cuantía por 36 millones de pesos, dinero que se agotará este 9 de julio.

“El servicio no se ha suspendido, hemos sido responsables en eso y la licitación de 950 millones de pesos prevista hasta el 31 de diciembre, muy seguramente se adjudicará el 9 de julio; ese es el cronograma que se me ha informado en Secretaría General y es el cronograma oficial, que además está publicado en el Cecop”, finalizó el secretario.