Con la presentación del proyecto de acuerdo 09 de 2014, los concejales Soraya Escobar y Martín Peñuela pretenden que el cabildo municipal suspenda la construcción y venta de vivienda en el municipio de Soacha. De ser aprobado, el alcalde Juan Carlos Nemocón tendría que sancionarlo y su cumplimiento sería inmediato.


El proyecto, radicado el pasado 5 de junio por los dos concejales, titula:
Por medio del cual se suspenden por carecer de un hábitat humano sostenible, las construcciones actuales y futuras, los planes parciales, las licencias de urbanismo y las licencias de construcción, para viviendas de interés social (VIS) y vivienda de interés prioritario (VIP), en el municipio de Soacha, se revisen las otorgadas en los últimos 14 años y se dictan otras disposiciones”.

Al proyecto aún no se le ha asignado ponente y ya ha generado polémica por los alcances que tendría su aprobación, ya que las construcciones de vivienda en todo el territorio municipal tendrían que suspenderse de inmediato.

Martín Peñuela, uno de los ponentes, habló de las implicaciones que tendría para él y para el concejo la aprobación de dicho proyecto de acuerdo, incluso aseguró que el tema es delicado porque aquí se está hablando de los intereses de los dueños del país, es decir, de los constructores:

¿Concejal, qué alcances tiene este proyecto de acuerdo que presenta usted junto con la presidente Soraya Escobar?

Lo que buscamos con la presidente y un grupo de asesores es suspender y en parte mitigar la deuda social que tiene el municipio para con los habitantes que están llegando a ocupar esas viviendas, que a propósito las venden con una expectativa grande y al llegar se encuentran con todo lo contrario. La Autopista sur ya colapsó, los habitantes de Ciudad Verde, Hogares Soacha y los demás proyectos de vivienda ya se dieron cuenta que no existen colegios para brindar educación a los niños, en seguridad nos rajamos, en transporte todos los días la gente tiene que aguantarse dos y tres horas para llegar a sus sitios de trabajo y viceversa, pagando varios pasajes, al municipio a la fecha no le ha entrado un sólo peso por el tema de plusvalía, donde los urbanizadores tuvieron que haberle aportado al municipio este impuesto, bien sea en plata o en compensaciones, cosa que tampoco han hecho. Ciudad Verde hizo un compromiso con el municipio para construir unas vías, no las ha hecho, esto es una bomba de tiempo que va a estallar y creo que es el momento que el Concejo Municipal tome cartas en el asunto.

¿Jurídicamente el Concejo puede presentar iniciativas como esta?

El POT (Plan de Ordenamiento Territorial) fue aprobado por el Concejo a través del acuerdo 04 del año 2000; las cosas como se hacen jurídicamente se deshacen igual. A pesar de que la administración no ha entregado el ajuste del nuevo POT y que por Ley ya debió hacerlo, simplemente el Conejo municipal va a suspender el Acuerdo 046 con otro acuerdo, eso redundaría en que no pueden construir más vivienda en el municipio. Tengamos en cuenta que las licencias otorgadas por las curadurías urbanas fueron por etapas, entonces las nuevas etapas quedarían suspendidas, pero más aún, el artículo 313 numeral 7 de la Constitución Nacional habla que quienes definen el uso del suelo son los concejos municipales y éstos mismos deben vigilar las ventas y construcciones de vivienda en todos los municipios, así mismo la ley 136 en el artículo 187 dice textualmente que “los concejos municipales ejercerán la vigilancia y control de las actividades de construcción y enajenación de inmuebles destinados a vivienda”.

Entonces lo que buscamos es decirle a los urbanizadores, que son los dueños del país, los grandes inversionistas nacionales, que con esta vivienda no le estamos solucionando el déficit habitacional al municipio, se lo estamos solucionando a Bogotá porque ellos no tienen dónde construir más vivienda VIS, entonces la mandan para Soacha, pero sin tener en cuenta la planeación porque no hay vías, hospitales, campos deportivos, seguridad, mire lo que pasó con TransMilenio, entró colapsado.

Concejal Peñuela, pero tengo entendido que usted mismo ya había presentado un proyecto similar hace unos tres. ¿Es así?

Sí. En 2011 yo presenté este mismo proyecto, lo único que me faltó fue herramientas para poderlo hacer, pero hoy viene más robustecido, está jurídicamente más soportado, incluso en esa ocasión vino la Ministra de Vivienda y se comprometió con el municipio, cosa que nunca cumplió, mientras nos utilizaban y sancionaban la Ley 1469. Con esa ley fue que aprobaron muchos macroproyectos de vivienda de interés nacional y tiempo después esa misma ley fue declarada inexequible y es por eso que hoy podemos tener el suficiente soporte jurídico para presentar este proyecto.

¿Las licencias actuales hasta dónde llegarían?

Hasta el momento en que el alcalde sancione el acuerdo. Tengamos en cuenta que el alcalde en el cabildo realizado recientemente en el teatro Sua manifestó que este tema de vivienda era potestad del concejo, cosa que no es cierta porque el ordenador del gasto del municipio es él. Pero lo vamos aprobar y se lo vamos a pasar para que lo sancione y actúe.

¿Entonces a partir del momento de la sanción no se podría ni vender ni seguir construyendo en Soacha?

Así es. A nosotros se nos va venir el país encima, lo tenemos claro, asumo el riesgo y las consecuencias; la vez pasada se me vinieron gran parte de los urbanizadores del país encima, pero asumimos las consecuencias porque es que al concejo le duele Soacha, esto ya colapsó, esto no tiene salida. Apenas con el 25% de viviendas entregadas y mire cómo está el municipio: inseguridad por todos lados, las vías destrozadas, la autopista sur colapsada, los fines de semana están utilizando la troncal de TM para el tráfico mixto, pero cuando se dañe una losa el que tiene que pagarla es el municipio, en fin…