Hacinamiento hospitalario enfrenta a Personería con Alcaldía de Bogotá

La personera Castañeda había advertido que los datos en relación a la sobre ocupación en hospitales de la capital fueron alterados por la Secretaría de Salud, que contó dentro de la capacidad instalada las sillas reclinables y plásticas para atender a los pacientes.

El secretario de Salud, Luis Gónzalo Morales, respondió a la jefe del Ministerio Público distrital que «si me toca habilitar la cafetería yo lo hago; al paso que vamos nos tocará habilitar hasta el parqueadero si es necesario”.

Según dijo Castañeda pese a los compromisos de la Secretaría de Salud de disminuir los porcentajes de sobre ocupación, estos se han disparado «pues en el hospital El Tunal encontramos un 424% de hacinamiento y en Meissen, de un 328%».

La funcionaria explicó que al indagar por qué las cifras entregadas por la Secretaría de Salud eran menores en un 200%, se encontraron con la sorpresa de que la entidad modificó los estándares para medir la sobre ocupación.

En este sentido, señaló que la secretaría cuenta como capacidad instalada las sillas metálicas y plásticas, por lo que los pacientes que son atendidos y necesitan observación no están en una cama.

«Para nosotros hay engaño y alteración de esos datos porque no es lo mismo una cama que una silla metálica para la atención de un paciente», precisó la personera.

Respuesta del Distrito

A su turno el secretario de salud, Luis Gonzalo Morales, respondió que «nosotros tenemos que atender a todos los pacientes. Estos hospitales tienen gran demanda, especialmente los viernes y los sábados. Esto no funciona como un parqueadero, que cuando se llena ponen un letrero que dice no hay cupo. Aquí no podemos poner barreras».

Morales también aseguró que existe un déficit de camas y, por ello, el Distrito construirá un hospital en la localidad de Usme donde habrá 220 camas, así como el proyecto de la contratación para terminar la segunda torre en el hospital de Meissen, el cual contaría con 100 camas.

Sin embargo, la personera Castañeda recordó que desde que inició esta administración se está hablando de un déficit de cuatro mil camas, por lo que dejó un interrogante por resolver: «¿En cuánto han disminuido ese déficit en todo este tiempo?».

Pese a ello, el secretario Morales insistió que “yo no puedo cerrar la puerta, tengo que atender a todos los pacientes. Me toca hacer un área de expansión. A veces los ubicamos en los pasillos y en las sillas reclinables, sillas que se usan habitualmente y médicamente son adecuadas, aunque la Personería diga que no”.

Fuente: Rcn radio

Sobre Periodismo Público 31429 Artículos
Noticias y actualidad de Soacha y Cundinamarca