En medio de un día lluvioso y cobijado por el frío, se celebró en Soacha la fiesta del campesino, una jornada en la que los habitantes del sector rural disfrutaron de diferentes actividades preparadas por la administración municipal, incluyendo carne a la llanera, humor, presentaciones artísticas y regalos útiles para la labor diaria del campo.


Los habitantes de los dos corregimientos se hicieron presentes desde muy temprano en la Granja San Jorge del Ica, en donde la alcaldía municipal tenía todo previsto para rendir un homenaje a quienes día a día exploran con sus actividades el campo soachuno.

El alcalde Juan Carlos Nemocón quiso compartir con los campesinos del municipio y anunció compromisos serios que se desarrollarán en su mandato:

“Por lo pronto radicamos por regalías la solicitud de recursos para mejorar la vía que comunica a Soacha con Sibaté por Romeral, desde San Jorge; hemos radicado proyectos por 5.800 millones de pesos esperando que se nos den las cosas para poder consolidarlos. Por otro lado estamos trabajando en los proyectos productivos para el mejoramiento de sus prácticas agropecuarias, con el fin de que sean más competitivos. Es claro que la competitividad la damos con el mejoramiento de vías y el acompañamiento de asistencia técnica constante para que ellos puedan mejorar sus cultivos y productos, y el mercado mismo”, aseguró.

Nemocón explicó que no se puede olvidar el tratado de Libre Comercio, asegurando que Estados Unidos necesita comida, la cual llevan de Brasil, México, Centroamérica y Asia. “Colombia tiene la capacidad de competir con productos del trópico y Soacha no tiene una temperatura nada tropical por el frío, entonces hay que apostarle a los orgánicos en Hortalizas, eso es lo que está mandando en el mundo y al municipio tenemos que dirigirlo en esa dirección”, aseveró.

“Este alcalde está haciendo las cosas bien, a nosotros nos ha tenido en cuenta y creo que para que Soacha progrese no hay que olvidar al sector rural”, aseguró José González, habitante del corregimiento uno.

“La celebración está muy bonita y es importante que nos tengan en cuenta, pero le pido al alcalde y a las autoridades que nos ayuden con la señal de celular porque estamos prácticamente incomunicados”, dijo Claudia Pineda, habitante de la vereda Hungría.

El mandatario recordó que en los ejercicios de construcción del Plan de Desarrollo los habitantes del sector rural hicieron varias peticiones, las cuales están siendo tenidas en cuenta para su ejecución y puesta en marcha.

“Ellos piden vías y posibilidad de comunicación como un tercer elemento, que se les arregle la señal de celular; tenemos que mirar el convenio que hemos pedido para tener antenas en este sector del municipio y así mejorar la comunicación. Aquí no hay problemas de inseguridad como los tenemos en el casco urbano, ni de servicios públicos, el agua y la energía se tiene, pero también tenemos que apuntarle al mejoramiento de vivienda, de las condiciones de hábitat en baños y cocinas en lo que respecta a la higiene. Entonces todos esos proyectos están contemplados dentro del plan de desarrollo”, finalizó.

Durante la celebración, se entregaron guadañas, machetes y azadones, herramientas fundamentales para el desarrollo de las labores del campo. Así mismo se hicieron concursos y se llevaron a cabo presentaciones artísticas y culturales, todo acompañado de un delicioso almuerzo para todos los campesinos en su día.