Además, ante el pésimo estado de la vía que conduce a las escuelas del corregimiento uno de Soacha, muchas veces los estudiantes deben caminar varios kilómetros por entre el barro.

Docentes y padres de familia de las cinco sedes de la Institución Educativa Eugenio Díaz Castro, ubicadas en el corregimiento uno de Soacha, denunciaron el pésimo estado de la vía, situación que se agudizó por la temporada invernal.

“Es una vía destapada que tiene mucho tráfico pesado por las areneras y que con el invierno se ha venido dañando, entonces los vehículos de las rutas escolares se entierran. Muchas veces nos ha tocado bajar a los niños y caminar varios kilómetros para poder llegar a las escuelas”, dijo un docente de la institución educativa.

Ante la falta de apoyo de la Alcaldía de Soacha para arreglar la vía, los mismos docentes, monitores y hasta el conductor, han tenido que bajarse, cargar piedra e intentar arreglar los pasos más complicados.

“Nos tocó traer y bajar piedras, y con la ayuda del conductor, de las profes y la monitora, ponerlas en la vía para salvaguardar a los niños. Pero hay veces la carretera se pone tan mala, que los conductores dicen que no pueden continuar y nos dejan en el camino, entonces debemos bajarnos con los niños y caminar varios kilómetros hasta la sede, muchas veces bajo el agua, es terrible”, agregó.

El tramo de vía más dañado es el que comunica a las sedes de Hungría (bachillerato) y Risaralda (Alto del Cabra), “por eso hacemos el llamado urgente a la Alcaldía de Soacha para que tome cartas en el asunto y arregle la vía con el fin de proteger a los niños”, puntualizó el docente.

Cabe mencionar que las sedes de la Institución Educativa Eugenio Díaz Castro del corregimiento uno de Soacha son: Fusungá, San Jorge, Hungría (bachillerato), Risaralda (Alto del Cabra) y Romeral.